Con dos victorias y doce derrotas a domicilio, el CB se ha acercado a la zona baja. «Fuera de casa nos está costando porque tenemos bajones que pagamos; vamos a intentar no tenerlos esta vez y estar sólidos los cuarenta minutos», explicaba ayer Jesús Fernández.