Pablo Torrijos
El atleta castellonense Pablo Torrijos anima al público de Antequera momentos antes de afrontar el salto en el que lograría superar los 17 metros en la prueba de triple salto de los Nacionales 'indoor' 2015. CAPTURA TV

Con un brinco de 17,03 metros, el castellonense Pablo Torrijos establecía un nuevo récord nacional de triple salto en pista cubierta, actualizando un registro que estaba vigente desde 1998, y se convertía en el primer atleta español capaz de superar la barrera de esa distancia con una marca que, subsidiariamente le ponía al frente del ránking europeo y en la segunda plaza del mundial. Torrijos, sin duda, fue una de las mejores noticias de los Campeonatos de España en Pista Cubierta celebrados en Antequera. Un chaval de 22 años muy sensato y tranquilo que demuestra ser un gran conversador. "El triple salto es un equilibrio entre la potencia, la velocidad y la coordinación", proclama.

En un contexto físico y de emociones, sin el deporte no sabría  ni la mitad de lo que sé…

¿Ha vivido su mejor día en el mundo del atletismo?
No diría tanto… Ni tan siquiera fue el salto perfecto, ni nada de eso.

Y después del oro, un encadenado de atenciones a los medios…
Una llamada tras otra (risas). Durísimo. Es más fácil el más duro de los entrenamientos.

¿Y cómo son sus sesiones de trabajo normalmente?
Llevamos un plan del entrenamiento fijo y depende de la época. Si estamos en pretemporada, en una época de carga, sí hacemos unas nueve sesiones a la semana. En tiempo de competiciones, menos. Las sesiones pueden ir desde la hora y media hasta las dos o tres horas y en ellas, en función del día, toca bien carrera de velocidad, bien pesas, bien técnica, bien multilanzamientos… El triple salto es una modalidad muy variada.

¿Tiene alguna preferencia a la hora de ejercitarse?
La verdad es que me gustan todos los ejercicios, no tengo ninguna. Me gusta el deporte, me ha ayudado a organizarme mejor, a luchar por mis sueños, a aprender muchas cosas… En un contexto físico y de emociones, sin el deporte no sabría  ni la mitad de lo que sé…

Desde la Federación Española se ha defendido en los últimos años, y así lo han manifestado Ramón Cid o Manolo Martínez, que el futuro del atletismo español pasa por los concursos más que por el fondo.
Soy de esta opinión, creo que el lucimiento futuro del atletismo español a nivel mundial pasa un poco por los concursos. No digo que no habrá fondo o mediofondo, no, pero internacionalmente África domina estas disciplinas lo mismo que Jamaica destaca en la velocidad. A nivel europeo, pese a las nacionalizaciones, hay más recorrido.

Resulta curiosa la revitalización del triple salto de estos días tras su récord, más si cabe cuando Carlota Castrejana había logrado buenos resultados en los últimos años…
A nivel femenino, sin duda, pero quizá falta ese gran resultado internacional en la competición masculina…

¿Su título nacional y su récord de España es un plus de presión de cara al Europeo de Praga bajo techo o de cara a la temporada al aire libre?
La verdad es que no. Practico triple salto porque me gusta. Disfruto mucho con ello. En Praga daré lo mejor de mí. En cualquier competición lo haré. Si doy ese cien por cien, no hay nada que objetar. Yo pongo toda mi ilusión en mi trabajo, intento cumplir con mis sueños y, entiéndase, me importan poco los halagos o las críticas. Lo mismo que hoy son todo palmadas, mañana puede ser todo lo contrario. Las críticas constructivas, eso sí, siempre serán bienvenidas.

¿Cómo se inició en el triple?
En el Colegio Diputación de Castellón. Allí hacíamos un poquito de todo y un día en concreto me tocó elegir. La verdad no era especialmente bueno en nada, pero el triple salto me gustaba porque hacía mejores resultados que otros compañeros… Cada curso este colegio escoge a 25 chicos y 25 chicas que comienzan haciendo de todo y luego se van especializando. Tienen un control más integral sobre la cantera desde la base más inicial hasta el club de atletismo Playas de Castellón. Entre tanta chavalería , alguno al final acabamos saliendo y llegando (ríe).

Pongo toda mi ilusión en mi trabajo, intento cumplir con mis sueños y, entiéndase, me importan poco los halagos o las críticas

¿Qué es más importante, entre la potencia y la velocidad, para esta modalidad?
Yo diría que las dos, más la coordinación. Puedes ser muy rápido y no saltar nada. O saltar mucho sin haber alcanzado una velocidad punta alta…. No, el triple salto es un equilibrio entre la potencia, la velocidad y la coordinación. ¿De qué sirve, por ejemplo, mucho trabajo de gimnasio? Es posible que estés más fuerte, pero también que ganes peso y tu salto no será tan largo. ¿De qué vale correr muchísimo si luego, en el momento del salto, no sabes poner el pie? Hablamos de triple salto, ojo. En salto de longitud sí me atrevería a decir que con una alta punta de velocidad tienes mucho ganador.

Afronta el final de sus estudios universitarios en Criminología y ha manifestado que le gustaría ser policía o funcionario de prisiones…
Desde bien pequeño siempre me llamó la atención ese mundo, no recuerdo desde qué momento pero sí que desde bien pronto tenía claro qué quería hacer “de mayor”. La opción de estudiar Criminología vino por estar más preparado, porque realmente en las oposiciones no harían falta estos estudios. Pero está relacionado y lo consideré interesante…

Vamos, que no ha tenido influencia de CSI o de alguna serie policíaca…
¿Series? Si me pongo a ver una me quedo frito enseguida, así que ahorro tiempo y me voy directamente a descansar (ríe). No soy de series de televisión. No veo muchas, la verdad. Algo siempre ves, de hecho en el pasado seguí en alguna época Sin tetas no hay paraíso por eso de que salía Miguel Ángel Silvestre, que es de Castellón, pero no estoy enganchado a ninguna.

¿Y de gustos polideportivos?
En general sí, me gusta consumir deporte en los medios. Me gustan el tenis, el fútbol… El baloncesto no me agrada especialmente, no sé por qué, y solo sigo los compromisos de la selección española. No digo que esté vetado en la tele, porque si emiten un partido por Teledeporte y estoy a otra cosa, ahí se queda para que conste la audiencia de TDP (ríe), pero no suelo seguir un partido normal de la ACB o de la Copa.

¿Y hay vida atlética más allá de los saltos? ¿Alguna carrera popular, con el éxito que tienen en todo el Levante?
De diez kilómetros no he hecho ninguna nunca… ¡Ni tengo pensado! Tampoco es que sea algo muy compatible con mi disciplina, porque perdería la explosividad… ¡Hombre! La San Silvestre de Castellón sí la corro con mi primo, pero trotando y en un rollete más festivo.

BIO. Nació en Castellón el 12 de mayo de 1992. Es pupilo del entrenador italiano Claudio Veneziano y compite enrolado en el club Playas de Castellón.