El centrocampista del Barça Ronaldinho rompió ayer su silencio y por fin ofreció su primera rueda de prensa en 2007. El brasileño aprovechó la ocasión para negar los rumores que lo situaban en el Milan y para hacer autocrítica. «No hay ninguna opción de que me marche al Milan. Sólo pienso en el Barça y sé que puedo rendir mucho más. Mi juego no ha tenido la continuidad de otros años y el equipo lo ha notado». El azulgrana culpó a la pretemporada de su estado de forma: «No pude prepararme bien».