Nick Kyrgios
Nick Kyrgios enseña el trasero a Medvedev. Captura de imagen

Nick Kyrgios volvió a mostrar su imagen más provocadora. El tenista australiano se impuso a Daniil Medvedev en el Masters 1000 de Roma y dejó algunos golpes y comportamientos no ya excéntricos sino incluso indecorosos.

Durante el partido, que ganó por 6-3, 3-6 y 6-3, Kyrgios mostró algunos golpes desconcertantes por frívolos. Pero ningún momento como ese en el que decidió dar la espalda a su rival y agacharse para mostrarle el trasero.

El público romano también quedó desconcertado cuando a Kyrgios le dio por enviar pelotazos más allá de la grada, con tanta potencia que pasaron de largo sobre los espectadores y salieron del recinto.

Tras su victoria ante el ruso, Kyrgios se enfrentará a Casper Ruud en la segunda ronda del torneo.