Kanté
Kanté perdió el tren a París y acabó cenando con unos nuevos amigos. Twitter @jahrul999

N'Golo Kanté, centrocampista del Chelsea, ha protagonizado una curiosa historia que se ha conocido gracias a las redes sociales.

Tras la victoria contra el Cardiff en la última jornada de la Premier League, el futbolista francés tenía pensado viajar a París. Sin embargo, llegó tarde a la estación y perdió el tren. Decidió entonces acudir a una mezquita, donde los presentes le reconocieron y entablaron conversación con él.

Al saber que se había quedado ‘tirado’, decidieron invitarle a cenar en su casa. Kanté aceptó y dio a sus nuevos amigos muestras de su humilidad y su cercanía, tal y como han contado ellos mismos. Cenaron arroz al curry, jugaron al FIFA y vieron fútbol en la BBC.