Tarjeta a Piqué
El defensa del Barça Gerard Piqué ve la amarilla tras cometer penalti en el Clásico Real Madrid-Barça. EFE

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha desestimado el recurso presentado por el FC Barcelona contra la sanción que le impuso la FIFA y que le impide fichar durante dos periodos de mercado, hasta enero de 2016. La FIFA sancionó al club catalán sin poder contratar jugadores por vulnerar la normativa en materia de fichajes de menores de edad. Un recurso de apelación del Barcelona, sin embargo, permitió parar la sanción, entrar en el mercado de verano del 2014 y hacer acopio de jugadores.

El pasado verano, el club hizo los deberes y protagonizó una inversión millonaria (algo más de 150 millones de euros) para contratar jugadores, por si no prosperaba el recurso, como así ha sido. El Barça dio de alta a los siguientes fichajes: Luis Enrique (Celta), Alen Halilovic (Dinamo de Zagreb), Rafinha (Celta, regresa tras cesión), Gerard Deulofeu (Everton, regresa tras cesión), Ter Stegen (Borussia Mönchengladbach), Ivan Rakitic (Sevilla), Claudio Bravo (Real Sociedad), Luis Suárez (Liverpool), Jeremy Mathieu (Valencia) y Douglas (Sao Paulo).

El Barça deberá plantearse todas las posibilidades para hacer una plantilla competitiva de cara a la próxima temporada

Ahora, con vistas al futuro más cercano, y ante la imposibilidad de fichar hasta enero de 2016, el Barça debe plantearse ahora qué hacer, sobre todo de cara al periodo veraniego, para acondicionar su plantilla sin que se note esta sanción de la FIFA. ¿Qué necesita el equipo de Luis Enrique? ¿Acusará la sanción?

La entidad catalana deberá plantearse todas las posibilidades para hacer una plantilla competitiva de cara a la próxima temporada. Recuperar jugadores cedidos; mantener, a base de nuevas negociaciones, a algunos de sus cracks que, a priori, podrían parecer más fuera que dentro de cara al próximo curso; o echar mano de la cantera son algunas de las opciones del club. Línea a línea, nombre a nombre, así está el Barça.

Portería. Víctor Valdés tomó la decisión de abandonar el Barça con mucha antelación, dejando margen de maniobra a la directiva culé, que se movió bien. La meta está cubierta con los fichajes el pasado verano de Claudio Bravo (firmó por cuatro temporadas) y Ter Stegen (firmó por cinco). Jordi Masip es el tercer portero. En principio, la sanción de la FIFA no afecta a esta línea del equipo.

Defensa. Hay un puesto a debate en el Barça, que es el del central, algo que se dilata desde la etapa de Guardiola. Sin Puyol, Vermaelen lesionado y con Piqué y Mathieu en horas bajas, se antoja imprescindible la contratación de un central de garantías, algo que no podrá suceder. El lateral derecho también plantea muchas incógnitas. Con Douglas, la apuesta de Zubizarreta, generando cada vez más dudas, Dani Alves, que vive una relación de amor-odio con el club y acaba contrato en el año que empieza, podría permanecer en él ante la sanción. Igual que Martín Montoya, que tenía pie y medio fuera de cara a este mercado de invierno y ahora el Barça podría optar por mantenerlo, aún perdiendo dinero. Adriano, en la lista de futuribles de la Juventus, también tendrá que plantearse quedarse. Podría ser la oportunidad definitiva para Marc Bartra. Parece que el sueño de Marquinhos (PSG) tendrá que esperar.

Centro del campo. Ha sido la parte fuerte del equipo en el último lustro, pero en ella también surgen incógnitas. La principal: Xavi Hernández, al quien el Barça podría pedirle la posibilidad de que cumpliera su contrato, que acaba en verano de 2016, pese a que su idea era abandonar el club el próximo periodo estival. Sin embargo, su rendimiento pide a gritos un recambio que sintonice igual de bien con Iniesta y Busquets. Denis Suárez, cedido en el Sevilla, podría ser una solución ante la incapacidad para fichar. También deben asumir galones Rakitic y Rafinha, recientemente incorporados a la disciplina culé. Y, aunque gustan Kone (Atlético), Pogba (Juventus) y Pjanic (Roma), no podrán ser fichados.

Delantera. Messi, Neymar y el fichaje estrella el pasado verano de Luis Suárez aseguran la buena salud de esta línea del Barça. En cuanto a Pedro, cuyo futuro en el Barça está en entredicho, se antoja necesario su permanencia. Entre los futuribles del Barça siempre se habló de Reus (Borussia Dortmund), Agüero (Manchester City) e Higuaín (Napolés), pero también tendrán que esperar, al menos, un año.

Un equipo de cantera

El Barça, equipo que basa su filosofía deportiva en la cantera, tendrá que estar más atento que nunca a ella, ya que los que se suponían recambios puntuales podrían pasar a tener un papel protagonista debido a la sanción de la FIFA. Munir, Sandro, Samper, Halilovic o Adama tendrán que estar a tope ante la posible llamada de Luis Enrique de cara al próiximo verano.

Sí podría echar mano la entidad culé de jugadores cedidos. Actualmente hay cinco jugadores del FC Barcelona cedidos en otros equipos europeos y también españoles. Denis Suárez y Gerard Deulofeu, en el Sevilla, Cristian Tello en el Oporto, Ibrahim Afellay en el Olympiacos y Alex Song en el West Ham. Con vistas al próximo verano, los tres primeros podrían volver a la entidad catalana, algo que se antoja más complicado para Afellay y Song.

Encuesta

¿Ves bien que la FIFA y el TAS dejen al Barça sin poder fichar hasta enero de 2016?

Sí, la infracción que cometió el club es grave y debe tener una sanción ejemplar.
68,36 % (2266 votos)
No, con una multa económica habría bastado.
22,68 % (752 votos)
Si acaso debería haber dejado al club sin poder fichar en este mercado de invierno, pero sí el próximo verano.
8,96 % (297 votos)