El alero LeBron James, el base Kyrie Irving, el ala-pívot Kevin Garnett y el base Deron Williams vistieron la camiseta negra con la frase de "I Can't Breathe" durante el calentamiento previo al partido que los Cavaliers de Cleveland ganaron a los Nets de Brooklyn por 88-110, ante la presencia del príncipe Williams de Inglaterra y su esposa Kate.

No importa de qué raza eres

La camiseta, que se puso primero el base Derrick Rose, de los Bulls de Chicago el pasado sábado en memoria de Eric Garner, que murió el pasado julio en Nueva York mientras era detenido por un agente de policía que le aplicó una llave de presa, también quiere servir de apoyo de los jugadores negros de la NBA a su familia.

"No importa de qué raza eres, lo que se trata es de mostrarle a la familia que estamos con ellos y que todos debemos de ser mejores", declaró James.

La estrella de los Cavaliers, que no estuvo brillante en el juego individual, sí ayudó al equipo de Cleveland a consolidar el liderato de la División Central, donde tienen marca de 12-7 después de haber conseguido la séptima victoria consecutiva y compartir con los Hawks de Atlanta la mejor racha ganadora en la Conferencia Este.