Balonmano
Víctor Tomás, Albert Rocas, Valero Rivera, Alberto Entrerríos y Viran Morros durante la rueda de prensa previa a la final del Mundial de balonmano. EFE

El jugador de la selección española de balonmano, Alberto Entrerríos, ha querido hablar de sus impresiones antes de la final contra Dinamarca, que supondrá su último partido con los 'Hispanos' y aseguró que no era "nada dramático".

Empezar otro ciclo olímpico no entra en mis planes

"No le estoy dando muchas vueltas a que sea mi último partido, no pienso más allá del domingo. No me veo, pero retirarse así es un gustazo, es el mejor momento. Empezar otro ciclo olímpico no entra en mis planes. Que sea mi último no me está suponiendo nada dramático, lo estoy esperando con muchas ganas y todo está siendo tan bonito que quiero alargarlo", afirmó el jugador asturiano.

El jugador del Nantes cree que el esfuerzo que están haciendo en la competición se achacará al final de la temporada. "El cuerpo está muy castigado y estoy haciendo un esfuerzo vital, sé que lo pagaré a final de la temporada, pero no hay nada más que pensar", continuó el español.

Ocasión única en casa

Por otra parte, los españoles Albert Rocas, Viran Morros y Víctor Tomás también quisieron hablar de la final, coincidiendo en que el equipo comparado contra el que ganó el Mundial en el 2005 es diferente, ya que ahora "hay una mezcla de jóvenes y veteranos".

"Los veteranos están más curtidos y los jóvenes tienen mucho empuje", afirmó el catalán Albert Rocas. "Tenemos que hacer un gran partido en todas las facetas: repliegue, contragolpe, ataque, defensa, estar atento a sus individualidades, pero pase lo que pase dar todo porque si lo haces y terminas el partido puedes estar satisfecho con uno mismo. Tenemos que ser nosotros mismos, tal y como lo hemos hecho en estos cuatro años y no perder muchos balones arriba porque ellos viven mucho de eso", afirmó Viran Morros, jugador del FC Barcelona Intersport.

El vestuario está más feliz aún como es lógico, deben disfrutar

Por último, el jugador catalán Víctor Tomás, cree que la afición juega un papel importante en la final. "Si el público aprieta, Dinamarca pierde más balones. Ser el equipo local y si el público nos ayuda como deseamos tenemos ese puntito a favor, pero Dinamarca es una selección que hace las cosas muy bien", declaró.

"Somos afortunados"

El técnico español, Valero Rivera, ha recordado a sus hombres que deben disfrutar de un momento que, para él, será "extraordinariamente especial", y considerarse "unos afortunados". "Hay que disfrutar de lo que estamos viviendo", ha explicado en rueda de prensa. "Somos unos afortunados por poder vivir el torneo en casa, los únicos en la historia de nuestro balonmano. Y si no disfrutas de eso, malo".

El preparador nacional ha reconocido que, a veinticuatro horas de la final, ve al vestuario "más feliz aún, como es lógico y obvio". "Sabemos lo que nos ha costado llegar aquí y le damos mucho valor. Después de mucho esfuerzo podemos estar en esta final, además en casa. Si les veía felices antes de las semifinales, aún más ahora. Todos lo estamos", ha detallado.