Aficionados de Holanda
Los aficionados holandeses incluso fingirán enfermedades Efe

Las bajas laborales son la treta favorita para no perderse el Mundial. Casi una mitad de los croatas empleados estará a partir de hoy "enfermo" o de vacaciones para poder seguir el campeonato, según el diario "Jutarnji list". El rotativo ha publicado una encuesta que afirma que en torno al 15 por ciento de los empleados fingirá enfermedad, mientras que un 27 por ciento tomará vacaciones para poder disfrutar en paz de los partidos de fútbol. Holanda no se ha quedado atrás a la hora de escaquearse. Las instituciones de inspección de trabajo han advertido a los empresarios que aumenten el control de las bajas por enfermedad durante el Mundial. El aviso viene como previsión tras constatar un aumento de hasta el 19% cuando la selección de Holanda ha jugado otras competiciones. El inspector Willem van Rhenen ha declarado que, en la mediana y pequeña empresa, los empleados incluso acuerdan los días en los que se darán de baja, coincidiendo con los encuentros de la selección "naranja". Asalto a las embajadas alemanas Los hinchas de Togo y Costa de Marfil también se han puesto manos a la obra para no perderse el Mundial. Grandes multitudes tomaron ayer por asalto las embajadas de Alemania en Lome y Abiyán para solicitar el visado. Según Radio France Internationale (RFI), los hinchas provocaron verdaderos tumultos ante las cancillerías con tambores y otros instrumentos de percusiónEjercicio de contemplación en Camboya La excusa más ingeniosa sin duda es la de los monjes budistas de Camboya. Las autoridades religiosas del país permitirán a sus monjes contemplar los partidos siempre y cuando mantengan la serenidad y no se dejen llevar por la excitación. El Venerable Tep Vong, Supremo Patriarca Budista de Camboya, ha declarado que la condición para seguir la cita mundialista es adoptar una contemplación serena que sirva para absorber los valores culturales del torneo. "Pueden verlo como un evento cultural, pero no pueden realizar apuestas ni expresar sentimientos de excitación. Si los monjes gritan estarán violando las reglas del budismo", dijo el religioso.NOTICIAS RELACIONADAS

  • Las mujeres en las gradas 
  • Las esposas de los ucranianos, sus mayores fans