La Comisión Nacional Antiviolencia acordó sancionar ayer al Málaga con 3.001 euros por  deficiencias en la seguridad en el partido contra el Barcelona. Asimismo se multó con 4.000 euros a un aficionado que escupió a Valdés, y con 3.000 a otro que se coló y a un tercero que se enfrentó a la Policía.