Jack O'Neill
Imagen del legendario surfista Jack O’Neill, inventor del traje de neopreno para el surf. O'NEILL

El legendario surfista Jack O’Neill, que popularizó el uso del traje de neopreno para el surf y creador de la famosa marca homónima ha muerto a los 94 años en su vivienda de California, ha confirmado la cuenta oficial de O'Neill en Instagram.

"Jack O'Neill, surfista, amante del océano, entusiasta de la navegación, pionero del traje de neopreno y fundador de la icónica compañía de surf mundial O'Neill, falleció en Santa Cruz, California, de causas naturales a la edad de 94 años", indican en el mensaje.

"Rodeado por la familia, Jack estaba tan conmovedor y alentador como siempre, reiterando su amor por la familia, el aprecio por una vida bien vivida, sus esperanzas por sus amigos y los océanos que amó, todo dentro de la familiaridad de la que ha sido su casa frente al mar durante más de 50 años, con las famosas olas de su amada playa de Pleasure Point rompiendo a sus espaldas", concluye el comunicado.

O'Neill está considerado como el inventor del traje de neopreno al experimentar con varios materiales para crear un revestimiento con el que fuese capaz de navegar sobre las olas durante más tiempo en el frío océano del norte de California. Este material ya se empleaba por aquel entonces en la Marina estadounidense, pero O'Neill consiguió dar forma al traje de neopreno y revolucionar así el deporte del surf, por lo que se le reconoce como un pionero.

Con la apertura de sus primeras tiendas de surf en San Francisco en 1952 y en Santa Cruz (California) en 1959, comenzó a popularizar el traje de neopreno y su marca ha llegado a convertirse en una de las más grandes del mundo en ropa especializada para el surf. Un accidente practicando este deporte en la década de los años 70 le causó la pérdida de su ojo izquierdo.

"Para mí, surfear era una parte muy importante de mi vida. Todo lo que quería hacer era surfear, y cuando abrí aquella tienda en mi garaje pensé que habría algunos chicos interesados en que les vendiera trajes con los que surfear. Uno de ellos me dijo que solo vendería a los cinco chicos que había en la playa y que estaría fuera del negocio. Yo soy el primer sorprendido por la forma en la que este negocio ha crecido", aseguró en una entrevista en 2011 que recoge la BBC.