Los libres, desde el box de Red Bull

David Coulthard rueda por el circuito con su Red Bull.
David Coulthard rueda por el circuito con su Red Bull.
AGENCIAS

Al entrar en el box de Red Bull para seguir los segundos entrenamientos libres (viernes) de Montmeló, llama la atención cómo todos los integrantes del equipo van equipados con bermudas -hace mucho calor- y que, salvo uno, todos ellos están depilados por precaución, para protegerse ante posibles combustiones y las consiguientes quemaduras.

"Si hay un accidente, un piloto se enfada por lo que sea o se origina cualquier tipo de problema, os tendréis que ir", dice una jefa de prensa a la que hay que seguir dentro del box allá donde vaya -son órdenes-. Ella va equipada con unos cascos (auriculares) y, nada más llegar, nos da unos tapones para que los oídos no sufran más de la cuenta -los decibelios aumentan- con el rugir de los motores.

El quirófano empieza a funcionar

El primero en pasar por el box de Red Bull con su monoplaza es Mark Webber : un olor intenso a gasolina y a goma quemada se apodera del recinto, es lo normal. Es curioso observar cómo los coches llegan, frenan y aceleran a fondo unos diez metros -imitando una salida- para probar los neumáticos.

Es el turno de David Coulthard, al que le colocan una pantalla en que puede, o bien ver los tiempos, o bien la carrera. El piloto elige.

Coulthard tiene una manía, siempre se ajusta los guantes al salir con su bólido. Antes, el monoplaza siempre está a buen recaudo: colocan seis o siete ventiladores en los frenos y el motor para refrigerar y los neumático envueltos para regular la temperatura.

A diferencia de la tecnología en aviones, los teléfonos móviles sí pueden estar encendidos. Sin embargo, lo que llama verdaderamente la atención es la calma que se respira. A diferencia de lo que pueda parecer, el caos no se apodera en ningún momento del equipo.

Cada uno sabe bien cuál es su papel y todo parece programado y cuadriculado. Hay tensión, pero no hay nervios en un box en el que todo tiembla y retumba... a pesar de los tapones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento