El Milan impuso su oficio al Sevilla en una gran dedicatoria a Puerta (3-1)

Minuto de silencio antes del partido en memoria de Puerta. (Efe)
Minuto de silencio antes del partido en memoria de Puerta. (Efe)

Maravilloso partido en Mónaco, plagado de emoción, entrega y grandes ocasiones para Sevilla y Milan. Un increíble homenaje futbolístico al fallecido Antonio Puerta con emotivas dedicatorias (las mejores imágenes). Sin el zurdo sevillano, los del Nervión no pudieron conquistar su sexta final tras haber ganado sus últimas cinco (3-1).

La procesión iba por dentro, se dejaron todo en el campo (así lo vivimos en directo), pero en la segunda parte se notó algo la falta de fuerzas e ideas para reaccionar al empate milanista.

Renato abrió el fuego

El Sevilla marcó en la primera parte por medio de Renato gracias a un fútbol rápido y eficaz. Incluso tuvo en sus manos el 2-0 que hubiera puesto las cosas muy difíciles a los rossoneri, pero les faltó esa suerte.

El Milan compuso sus líneas y en la segunda mitad se convirtió en un gigante con orden que supo atar al Sevilla, medir el ritmo y marcar cuando lo necesitaron. En siete minutos marcaron dos goles -el primero de Inzaghi- que dejaron a los hispalenses tocados. Una impresionante galopada y pase de Gattuso dejó claro que el nivel italiano no ha bajado nada desde que conquistaron la Champions.

El segundo lo consiguió Jankulovski con un buen tiro. Nada pudo hacer Palop.

A partir de ahí relajaron el partido y un penalti a Kaká dio la puntilla a los del Nervión. Paró Palop, pero el rechace le remató de cabeza el brasileño. El portero del Sevilla no podía reprimir las lágrimas tras la jugada. El sentimiento por Puerta aún está muy hondo.

Kaká levantó su camiseta para señalar el nombre de Puerta -todos lo llevaban escrito en la parte inferior de la espalda- y también Seedorf cuando fue sustituido.

Las celebraciones fueron con mucho respeto, la grada hispalense gritaba a los suyos "campeones" y los milanistas hicieron pasillo para aplaudir al conjunto del Sevilla.

No le pudieron dedicar a Antonio Puerta una victoria, un título, pero sin duda su lucha hasta los últimos minutos fueron dignas de todo elogio. El Sevilla, con el dolor de Puerta y el cansancio de los viajes, jugó un gran partido. Pese a la superioridad del Milan en la segunda mitad.

Juande, triste pero satisfecho

"Posiblemente la segunda parte nos ha pesado. Marcaron rápido y no tuvimos fuerzas para empatar", explicó el entrenador sevillista. Después de perder una final no se está alegre, pero sí con la satisfacción del deber cumplido ante un equipo del poderío del Milan", añadió.

El entrenador del Sevilla recordó la "semana tan difícil vivida" y que ello no ayudó a preparar "un partido que se quería ganar para dedicarlo a Antonio Puerta".

Ficha del partido

3 - Milan AC: Dida; Oddo, Nesta, Kaladze, Jankulovski; Pirlo, Gattuso (Emerson, m.73), Ambrosini; Kaká, Seedorf (Brocchi, m.89); e Inzaghi (Gilardino, m.89).

1 - Sevilla FC: Palop; Daniel Alves, Escudé (Luis Fabiano, m.82), Poulsen, Dragutinovic; Jesús Navas, Martí (Kerzhakov, m.65), Keita, Duda (Maresca, m.73); Renato y Kanouté.

Goles: 0-1, M.14: Renato. 1-1, M.55: Inzaghi. 2-1, M.62: Jankulovski. 3-1, M.87: Kaká.

Árbitro: Konrad Plautz (Austria). Amonestó al milanistas Gattuso (m.07) y a los sevillistas Duda (m.68) y Poulsen (m.70).

Incidencias: estadio Louis II, 20.000 espectadores. Prácticamente lleno. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del futbolista del Sevilla Antonio Puerta. Ambos equipos lucieron brazaletes negros y el nombre de Puerta bajo los dorsales de sus camisetas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento