Michael Goolaerts
El ciclista belga Michael Goolaerts tuvo un paro cardiaco tras caerse en la París-Roubaix. France Info Plus

La 116ª edición de la París-Roubaix, una de las clásicas ciclistas de más renombre, ha vivido este domingo la tragedia. El belga Michael Goolaerts, del Veranda's Willems-Crelan, sufrió una fuerte caída, tras la cual tuvo un paro cardíaco que obligó a actuar  con presteza a los médicos de la prueba.

Rápidamente fue trasladado al hspital de Lille donde los médicos no pudieron hacer nada por su vida.

Goolaerts se cayó en el segundo tramo sobre el pavés, la señal más identificativa de esta prueba, en la zona de Briaste. Aunque la caída no parecía demasiado aparatosa, el corredor belga no reaccionaba, lo que elevó las alarmas de la organización. Inmediatamente las ambulancias se desplazaron hasta el lugar, donde usaron un desfibrilador para estabilizarle antes de que un helicóptero le evacuase a un hospital cercano.

La París-Roubaix de este año ha estado plagada de accidentes. Las lluvias de los últimos días han dejado el pavés muy resbaladizo, lo que ha obligado a los participantes a extremar las precauciones.

Comunicado del equipo

El Veranda's Willems-Crelan emitió un comunicado en Twitter en el que anunciaba la terrible noticia y pedía privacidad para su familia:

"Con gran e incalculable tristeza comunicamos el fallecimiento de nuestro corredor y amigo Michael Goolaerts. Falleció el domingo a las 22:40 en el hospital de Lille en presencia de su familia y seres queridos, que están en nuestros pensamientos. Murió de paro cardíaco, los médicos no pudieron hacer nada por él.

Por ahora no habrá más información porque queremos darle a sus seres queridos el tiempo para lidiar con esta terrible pérdida. Gracias a todos de antemano por respetar la privacidad de su familia"