Hace tiempo que la afición del Barça sabe que Leo Messi es un genio del balón. Sin embargo, esta temporada está descubriendo que las botas del argentino esconden también a un auténtico goleador. Messi, máximo artillero de la Liga con seis tantos y firme candidato al Balón de Oro, está añadiendo la faceta goleadora a su amplio repertorio, hasta el punto de presentar unas cifras muy similares a los mejores nueves de las ligas europeas.

Aunque nunca se ha considerado un delantero centro nato, ya que acostumbra a acercarse al área rival desde la banda derecha, Messi está creciendo enormemente como goleador: Hace dos años, logró seis goles en Liga.

El curso pasado, firmó 14. Y en los seis partidos que llevamos esta campaña, ya suma sesi dianas; además de los dos conseguidos en la Liga de Campeones.

Messi marca un gol en la Liga cada 78 minutos y sólo hay cuatro futbolistas que mejoren ese promedio: Luca Toni (8 goles/74,7 de media) y Klose (8/67,6) del Bayern; Ibrahimovic (7/72,1), del Inter; y Huntelaar (9/70), del Ajax.

El joven delantero del Barça ha eclipsado en este arranque de Liga a figuras como Ronaldinho o Henry, por no hablar de Samuel Eto’o, lesionado desde principios de temporada.