Marion Jones
Marion Jones. (Mike Blake / Reuters). Mike Blake / Reuters

La ex atleta estadounidense Marion Jones ya ha entregado las cinco medallas que ganó en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, después que el pasado viernes admitiese que se había dopado con sustancias prohibidas para obtener mejores resultados.

De acuerdo al abogado de Jones, Henry DePippo, la ex campeona olímpica de 31 años ya había entregado las medallas, pero no quiso especificar ni cuando ni a quien se las había dado y donde se encuentran ahora.

La atleta ganó en Sydney tres preseas de oro y dos de bronce

También la ex atleta, que el pasado viernes anunció su retirada , ha aceptado la sanción de dos años de inhabilitación, de acuerdo a lo que informó la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA).

El proceso normal que Jones ha podido seguir es la de entregar las medallas al Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC, las siglas en inglés), para que luego las enviasen al Comité Olímpico Internacional (COI).

La admisión de Jones y su relación con el escándalo de dopaje de los Laboratorios BALCO, de San Francisco, ha generado una gran incertidumbre sobre lo que puede pasar a la hora de revisar los resultados de los últimos ocho años de competiciones internacionales. En el caso de Jones, las medallas que ha tenido que devolver son las tres de oro que consiguió en los 100, 200 y 4x400 metros relevos; mientras que las de bronce fueron las de relevos 4x100 metros y salto de longitud.