La expiloto de Fórmula 1 María de Villota, hija del también expiloto Emilio de Villota, ha sido hallada muerta a primera hora de la mañana de este viernes en su habitación del hotel Sevilla Congresos de la capital hispalense.

Fuentes del servicio de emergencias han señalado que a las 07.23 horas recibieron un aviso del hotel para asistir a una mujer joven. Hasta el hotel se desplazó una comisión judicial así como agentes policiales de homicidios y de la policía científica para investigar lo ocurrido.

La expiloto iba a contar la experiencia de su accidente en el congreso de la fundación Lo que de verdad importa Desde emergencias avisaron al 061, cuyo personal atendió a la deportista, aunque no pudieron reanimarla.

Fuentes policiales apuntaban a una muerte natural por problemas de salud, ya que no se han encontrado signos de violencia ni fármacos u otras sustancias en su habitación. La autopsia realizada posteriormente confirmó este punto: "Ha muerto por causas absolutamente naturales". Además, los médicos confirmaron a la familia que la muerte se produjo por "las lesiones neurológicas" derivadas del el grave accidente que sufrió en julio de 2012.

María de Villota, de 33 años, se encontraba en Sevilla para participar en un ciclo de conferencias en el centro de congresos FIBES. Se trataba del congreso organizado por la Fundación Lo que de verdad importa, que iba a ser retransmitido en directo a través de su web a partir de las 09.30 horas e inaugurado por el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. Tras el inesperado suceso, el congreso ha sido suspendido.

Se trataba de una iniciativa dirigida a jóvenes universitarios y preuniversitarios en la que los ponentes contaban experiencias impactantes.

La familia de María de Villota ha publicado un comunicado en Facebook en el que agradece "el año y medio de más" que vivió María, tras el grave accidente que sufrió el verano anterior. "María se nos ha ido. Tenía que ir al cielo como todos los ángeles", han dicho.

Además, numerosas personalidades han hecho públicas sus condolencias. Su compañero de profesión Fernando Alonso, entre otros, ha dicho: "Rezad por ella y por su familia, por el mundo del motor que la quería".

Ejemplo de coraje y optimismo

Tenía previsto presentar el próximo lunes 14 de octubre su libro La vida es un regalo, un testimonio de coraje que pretendía "invitar al optimismo" pese al grave accidente que sufrió en el verano de 2012, el mismo año en el que se convirtió en la primera española piloto de Fórmula 1.

La tenacidad y su coraje han sido sus señas de identidad desde su accidenteMaría recibió un fuerte impacto en la cabeza, por lo que tuvo que ser intervenida de una factura de craneo y perdió el ojo derecho. El accidente le provocó graves secuelas y la dejó al borde de la muerte. Lejos de caer en el desánimo, la tenacidad y su coraje han sido sus señas de identidad desde aquel trágico suceso.

 El pasado julio, al cumplirse un año después del accidente, se casó por sorpresa en Santander con Rodrigo García Millán, su entrenador personal, que estuvo con ella en los momentos más difíciles. En recientes entrevistas había manifestado su deseo de ser madre.

María de Villota recibirá a título póstumo la medalla de oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, ha informado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.