Marc Márquez
El piloto Marc Márquez. EFE

El piloto español de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda) se llevó la pole este sábado en el Gran Premio de Indianápolis, décima prueba del Mundial, por delante de sus compatriotas Dani Pedrosa (Repsol Honda) y Jorge Lorenzo (Yamaha), segundo y tercero, respectivamente, confirmando un paso al frente de cara a la carrera del domingo.

El vigente doble campeón del mundo, ganador en la última prueba en Alemania, se quedó con la primera posición de parrilla por quinta ocasión en este Mundial. El de Cervera, que el viernes en los libres no pudo con Lorenzo, se desquitó en la sesión cronometrada para buscar su quinta victoria consecutiva en Indiana.

Márquez, el más rápido en los libres de este sábado en especial en una FP4 que dejó lejos a sus rivales, rozó el récord del circuito y, arriesgando al límite, se llevó la pole con un tiempo de 1:31.884. De esta forma, el de Cervera mantuvo a raya al resto de candidatos de triunfar en la vuelta a los circuitos tras el verano.

La complicada empresa de recortar con el líder del Mundial, Valentino Rossi, se suaviza con los problemas del italiano, que sólo pudo ser octavo. Por su parte, Lorenzo no pudo mejorar como hizo Márquez y se quedó con la tercera plaza. El balear, segundo en la general, tendrá que rascar unas décimas para buscar también acortar, 13 puntos le distancian, con su compañero de equipo.

Un Rossi que a pesar de los problemas que arrastra durante el fin de semana, en especial con el frenado y el cambio de dirección, saldrá desde la octava posición al acecho. El campeón italiano suele guardarse lo mejor para la carrera. La segunda línea de la parrilla la ocuparon Cal Crutchlow (Honda), Danilo Petrucci (Ducati) y Bradley Smith (Yamaha).

En cuanto al resto de españoles, noveno saldrá la Maverick Viñales (Suzuki), mientras que undécimo y duodécimo en la parrilla quedaron los hermanos Pol y Aleix Espargaró.