El mar se revuelve ante el reto de David Meca

«No podía poner en peligro mi vida y la de mis acompañantes», se lamentaba ayer el nadador catalán David Meca tras tomar la decisión de no iniciar la aventura que le llevaría a nado de Jávea (Alicante) a Ibiza, por las previsiones de mal tiempo, que pronosticaban olas de hasta dos metros de altura.
Meca, ayer, con su traje sintético de piel de foca.
Meca, ayer, con su traje sintético de piel de foca.
Morrell/EFE
Se trata de un trayecto de 110 km que durará 36 horas y que Meca, campeón mundial de larga distancia, intentará realizar de nuevo hoy. «Si mañana (por hoy) llueve, nieva o hace viento o frío vamos a nadar, porque no voy a pasar por otra noche calvario», dijo un contundente Meca, quien aseguró que la noche del lunes tuvo «que tomar pastillas para relajarme y poder dormir. He vomitado por los nervios y tenía mucho dolor de barriga. Me imagino que es como al que conducen a la pena de muerte». 

Las previsiones del Instituto Meteorológico de Valencia pronosticaban para hoy una ligera mejoría del tiempo, y los planes de David Meca eran salir a las 9.00 horas de la playa de la Grava (Jávea).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento