Balón de fútbol
Balón de fútbol. EFE

El Manchester City informó este miércoles de que su jugador francés Seko Fofana "supuestamente recibió insultos racistas" durante un encuentro disputado este martes en Croacia entre su equipo sub-21 y el local HNK Rijeka, que se suspendió tras este incidente.

En un comunicado, el club inglés asegura que sus representantes en el país balcánico y en Manchester "están en contacto con dirigentes, con los organizadores del partido y con la Asociación de Fútbol de Croacia para avanzar sobre este asunto".

El supuesto ataque racista ocurrió poco antes del descanso del encuentro amistoso celebrado en la ciudad de Novigrad, al oeste de Croacia, cuando el entrenador del City, el exinternacional francés Patrick Viera decidió retirar a su equipo del terreno de juego.

Vieria se llevó a su equipo del terreno de juego. ¿Por qué? Solo él lo sabe Un minuto antes del tiempo reglamentario, en el 44, Fofana, de 19 años había sido expulsado tras ver una tarjeta roja directa por un "incidente ocurrido sin la pelota en juego", según recogió el equipo inglés en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el HNK Rijeka, que iba ganado el choque por 1-0, ha rechazado que uno de sus jugadores agrediera verbalmente al joven centrocampista galo. "El entrenador del Manchester, Patrick Vieira, entró al campo, habló algo con el árbitro y después, para sorpresa de todos en un estadio bastante lleno, se llevó a su equipo del terreno de juego. ¿Por qué? Solo él lo sabe", indicó el HNK Rijeka en una nota su web.

Fofana, internacional con Francia en la selección sub-19, llegó al City en enero de 2013 procedente del FC Lorient.