Luis Enrique
El todavía entrenador del Celta de Vigo, Luis Enrique, durante la rueda de prensa de su despedida. EFE

Luis Enrique, que casi con seguridad será el sustituto del argentino Gerardo "Tata" Martino en el banquillo del FC Barcelona, anunció este viernes que no continuará la próxima temporada en el Celta de Vigo, lo que despeja su camino de regreso al Camp Nou.

Acompañado por el presidente y máximo accionista de la entidad celeste, Carlos Mouriño, el técnico asturiano confirmó lo que ya se sabía desde hace unas semanas, sobre todo después de que se destapase la reunión que mantuvo en su casa de Gavá con Andoni Zubizarreta, director deportivo del conjunto azulgrana.

A día de hoy no sé dónde voy a entrenar el año que viene

Luis Enrique, que el jueves no quiso estar en la rueda de prensa de su amigo Carles Puyol para no quitarle protagonismo al capitán azulgrana, no hablará de su fichaje por el Barça hasta que termine el campeonato, ya que su futuro equipo se juega mañana el título de campeón ante el Atlético de Madrid en la última jornada del curso.

El todavía entrenador del Celta de Vigoha desmentido que haya llegado a un acuerdo con el FC Barcelona para ser el sustituto del argentino Gerardo "Tata" Martino, en una multitudinaria rueda de prensa en la que ha anunciado que no continuará en el conjunto celeste el próximo año.

El asturiano no ha querido hablar de su futuro, aunque sí ha aclarado que estar lejos de su familia, que reside en Barcelona, ha pesado en su decisión de desvincularse del Celta.

"A día de hoy no sé dónde voy a entrenar el año que viene. No tengo ningún acuerdo con nadie ni nada que se le parezca, aunque os parezca increíble. Cuando os dije que todo eran especulaciones, así lo eran, me hayáis creído o no", ha indicado en su comparecencia ante los medios de comunicación.