Jorge Lorenzo
El piloto de Yamaha Jorge Lorenzo. EP

El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) reconoce que está cerca de cumplir su sueño y proclamarse campeón del mundo de la categoría reina, sin preocuparse por los récords que pueda batir, por lo que el actual Mundial se le está haciendo "muy largo".

"Mi intención es ser campeón del mundo. Lo demás no me interesa, ni las estadísticas ni ser más grande que otro. Quiero ser el mejor ahora y demostrarlo en la pista. Cuando sea mayor dará igual si soy más grande que otros rivales, lo importante es que me haya sentido bien conmigo mismo y haya cumplido ese objetivo por el que tanto luché", afirmó en una entrevista con FHM Collections.

El mallorquín sabe que está ante una temporada vital. "Es el sueño que tuve de pequeño junto a mi padre, por lo que he trabajado desde que era un enano. El Mundial se me está haciendo muy largo, así que intento disfrutar cada carrera al máximo; cada carrera es única y no volverá a ocurrir", apuntó.

Por otra parte, no quiso entrar en polémicas sobre su relación de Valentino Rossi, de quien tampoco quiso decir si ha comenzado su declive. "¿Se tenía que haber portado de alguna manera? No es de mi familia, ni mi amigo ni mi novia. Mientras nos respetemos en la pista y fuera de ella todo irá bien", explicó.

El bicampeón del mundo de 250cc se ve como "un privilegiado" por competir en el Mundial de motociclismo y se define como "trabajador y perfeccionista". Por ello, no duda al asegurar que debe "dar un 'saltito' en las salidas" y en su "pilotaje sobre mojado", y finaliza desvelando cuál es su mayor pesadilla: "Que de repente me caigo de la moto".