Señora gesto mono en Llagostera
La mujer, haciendo el gesto del mono en Llagostera. TWITTER DE KONE

Un nuevo gesto racista tuvo lugar este fin de semana en un campo de fútbol español. Esta vez fue en Llagostera, un municipio de Girona. Una aficionada del Llagostera, durante el encuentro de ida del playoff de ascenso a Segunda División A en el Municipal de Llagostera contra el Racing de Santander, hizo un gesto imitando a un mono, acompañado de gritos xenófobos.

Tras este gesto, Kone, jugador del equipo cántrabro, puso este tuit condenándolo.

Instantes después, el Llagostera anunciaba que estaban manos a la obra en cuanto a la identificación de la señora. Tras hacerlo, el club le ha comunicado que es 'persona non grata' y le prohíbe la entrada al Municipal de por vida. "La presidenta del club, Isabel Tarragó, facilitó los datos de la persona a los Mossos d'Esquadra para que lleven a cabo los trámites que consideren oportunos", añadió en un comunicado.

A lo largo de la tarde de este lunes trascendió que la mujer era empleada del Fútbol Club Barcelona, en cuyo museo trabajaba como taquillera. La entidad culé anunció su despido inmediato como consecuencia de su actitud y de acuerdo con el código interno que rige en el club.

Los azulgrana, muy concienciados con cuestiones referentes al racismo, especialmente tras el incidente ocurrido recientemente en Villarreal, donde un aficionado local lanzó un plátano a Dani Alves, dispone desde septiembre de 2010 de un código ético que castiga este tipo de conductas. Concretamente en el punto 4.14 se especifican una serie de principios y valores contrarios a estas prácticas.

Se refiere a la "discriminación o trato inadecuado por razones de género, raza, color, nacionalidad, creencia, religión, opinión política, estado, orientación sexual, minusvalía o cualquier otra circunstancia personal protegida por el derecho, tanto respecto a empleados, directivos, socios o proveedores".