La juez deja en libertad a seis de los catorce detenidos en la 'operación Galgo'

  • Tras prestar declaración, quedan en libertad Eufemiano Fuentes, Manuel Pascua, César Pérez, José Alonso Valera, Alberto León y Alberto García.
  • Les ha imputado un delito contra la salud pública por tráfico de estupefacientes.
  • "Estoy tan libre como vosotros, sin medidas cautelares" aseguró Alberto García.
  • César Pérez confirmó a su salida del juzgado que salía "sin cargos y sin fianza".
El ex atleta Alberto Garcia sale del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid, donde la titular del mismo ha tomado declaración a la mayoría de los catorce detenidos el pasado jueves en la 'operación Galgo'.
El ex atleta Alberto Garcia sale del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid, donde la titular del mismo ha tomado declaración a la mayoría de los catorce detenidos el pasado jueves en la 'operación Galgo'.
EFE

La titular del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid ha dejado en libertad a seis de los catorce detenidos el pasado jueves en la 'operación Galgo' contra el dopaje deportivo, a los que ha imputado un delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la magistrada ha tomado declaración al médico Eufemiano Fuentes, al preparador Manuel Pascua Piqueras, al entrenador de la atleta Marta Domínguez, César Pérez, a su agente y ex atleta de 400 metros vallas José Alonso Valero, al ex corredor de 'mountain bike' y supuesto suministrador Alberto León y al atleta Alberto García.

La magistrada, que ha interrogado a los imputados desde las nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde, ha dejado en libertad a todos ellos con la obligación de comunicar de inmediato el cambio de domicilio si éste se produjera.

Todos los imputados, excepto el atleta Alberto García -que fue sancionado por dar positivo en un control de dopaje en 2003 y estuvo suspendido dos años- han sido puestos a disposición judicial por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, mientras el fondista español ha comparecido de forma voluntaria.

Los ocho detenidos restantes implicados en la investigación declararán en los próximos días "en la manera y forma que disponga el juzgado", ha añadido el TSJM.

Entre ellos figura la atleta Marta Domínguez, a la que, según han informado a Efe fuentes jurídicas, la juez tomará declaración por videoconferencia la próxima semana después de que el pasado jueves declarara ante la Comandancia de la Guardia Civil de Palencia durante ocho horas.

Alberto García: "Estoy libre"

El atleta Alberto García abandonó sonriente el Juzgado de Instrucción número 24 tras declarar en relación con la Operación Galgo: "estoy tan libre como vosotros, sin medidas cautelares. Me voy a mi casa", dijo.

"Mi nombre no va a salir limpio", advirtió, no obstante, "porque el daño ya está hecho. En España se quieren medallas por encima de todo y hay mucha hipocresía. He ratificado lo que dije ante la policía judicial y no me han impuesto ninguna medida cautelar. Estoy libre como vosotros pero no puedo decir nada más, me han pedido que no diga nada más".

García indicó que no le han impuesto ninguna comparecencia ni le han retirado el pasaporte. "Ni siquiera tengo que venir a firmar. Estoy aquí un poco de paso. Si estoy en libertad, será porque la juez habrá visto algo a mi favor. No he hablado con Marta Domínguez pero sé que lo está pasando muy mal. Al final, todo no será tanto como parece. He dicho la verdad y salgo aquí porque no tengo nada que ocultar".

El fondista español lamentó la persecución que sufren el ciclismo y el atletismo. "No estoy acusando a nadie pero me gustaría que todos los deportes tuvieran el mismo seguimiento (en materia de dopaje) y no sólo el ciclismo y el atletismo, que son minoritarios. No hay más seguimiento porque no interesa".

Entró confiado y seguro

El atleta Alberto García, uno de los catorce detenidos el pasado jueves en la operación Galgo contra el dopaje, había asegurado este domingo que está "seguro y muy tranquilo" y "absolutamente seguro" de que va a salir absuelto cuando acudía a declarar. A su entrada en los juzgados, declaró que lo que más le ha dolido es que digan que es "un traficante".

"Lo que más me ha dolido es que digan que soy traficante y no hay una sola prueba que justifique eso. Es alucinante y no puedes hacer nada, los medios te declaran culpable antes de que te juzguen. Vivimos en un país en el que la presunción de inocencia no existe", dijo. El atleta, que fue sancionado por dar positivo en un control de dopaje en 2003 y estuvo suspendido dos años, afirmó que se encontraba "muy mal" por su familia.

"Me encuentro muy mal por mi familia, por mi novia, aunque yo estoy tranquilo. El estar incomunicado te hace valorar la libertad y, sobre todo, que me ha costado mucho ser fisioterapeuta y todo lo que se ha vertido sobre mí ha hecho mucho daño a mi carrera profesional. Estoy haciendo un máster y no sé si lo voy a poder seguir haciéndolo", declaró.

"Cuando salen cosas realmente falsas duelen mucho, porque gran parte de lo que se ha dicho en la prensa no tiene nada que ver conmigo".

"No he querido leer nada"

"No he leído el comunicado de los atletas", añadió en alusión al escrito en el que un grupo de internacionales apoyaba la investigación y exigía el castigo de los culpable. "No he querido leer nada porque se han dicho cosas contra mí absolutamente falsas, barbaridades".

"Mi nombre ha salido por el escándalo pero no he visto a ningún medio hablar sobre mí cuando me soltaron el viernes tras una noche en el calabozo. Lo que interesa es que Alberto García esté detenido pero si me han soltado será por algo", explicó.

El entrenador de Marta Domínguez "sin cargos"

César Pérez, entrenador de Marta Domínguez, aseguró que salía "sin cargos y sin fianza" tras declarar en el Juzgado de Instrucción número 24 en relación con su presunta implicación en la traba de dopaje investigada en la Operación Galgo.

Pérez, el técnico que ayudó a Marta Domínguez desde que se pasó a la especialidad de 3.000 metros obstáculos, abandonó precipitadamente, con la cabeza tapada por una cazadora, el edificio de los Juzgados en la Plaza de Castilla y subió a un coche blanco.

Al detenerse en el primer semáforo, a requerimiento de los periodistas, el entrenador afirmó, escuetamente, que salía "sin cargos y sin fianza".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento