El Mirandés
El Mirandés se despide de San Mamés. EFE

El CD Mirandés ha asegurado su presencia en la Liga Adelante después de cubrir el capital social exigido por el Consejo Superior de Deportes (CSD) y cumplimentar la conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva (SAD) minutos antes de la hora límite.

Apenas unos minutos antes de las 23.59 horas del martes, el club ha conseguido reunir los 1,3 millones de euros que faltaban por suscribir gracias a la aportación personal de varios miembros de la actual Junta Directiva, del empresario local Alfredo de Miguel y de varios de los jugadores de la plantilla.

Varios jugadores y reconocidos empresarios locales fueron pasando para intentar cubrir el capital restante

La operación se ha llevado a cabo de manera urgente después de que la aportación comprometida por el también empresario local Vicente España no llegara a tiempo.

El propio España reconocía no haber conseguido desbloquear la inversión a primera hora de la tarde de ayer, lo que condenaba al club al descenso a Segunda División B.

A partir de ese momento, la directiva del club se puso en marcha para encontrar una solución de última hora que permitiera al equipo seguir compitiendo en la Liga Adelante la temporada que viene.

Tras una rueda de prensa en la que el presidente del club, Ramiro Revuelta, acusó a Vicente España de haber "engañado" a la directiva y a la afición, empezaron los movimientos en torno a la sede del club.

Durante más de cinco horas, el trasiego en las oficinas del club fue una constante y varios jugadores y reconocidos empresarios locales fueron pasando para intentar cubrir el capital restante.

Después de la tensa espera, el propio presidente del club informaba a las puertas de la notaría donde se ha cumplimentado la operación que el club ha remitido toda la documentación exigida para la conversión en SAD a las 23.57 horas, asegurando así la presencia del equipo en la categoría de plata del fútbol español.

Desciende el Guadalajara y peligra el Depor

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha confirmado este martes que, tras el descenso administrativo del Guadalajara, el Murcia SAD ocupe su plaza en la Liga Adelante, mientras que su presidente, Javier Tebas, ha asegurado que, si el Deportivo de la Coruña no salda sus deudas, podría perder la categoría y bajar a Segunda División B.

En la asamblea ordinaria y extraordinaria que la LFP ha celebrado en Barcelona, los clubes han decidido en una ajustada votación que el Murcia, que acabó en la decimonovena posición en la pasada edición ocupe la plaza del Guadalajara.

Si no se saldan las deudas con los jugadores, El Deportivo descendería a Segunda B

El sistema de votación otorga 1,1 puntos a los equipos de la Liga BBVA y 1 punto a los de los clubes de la Liga Adelante. La decisión se ha dirimido por 19,1 puntos a favor de que el equipo murciano mantuviera la categoría, por 18,8 a que la plaza del Guadalajara se amortizara.

Ante este ajustado margen, el máximo mandatario de la LFP ha asegurado que estos resultados demuestran que hay un 'run-run' para que se reduzcan las plazas en la Segunda división A, si bien ha cerrado la puerta a que esto se pueda producir en la Primera división, por lo que ha asegurado que se mantendrá la Liga de 20 equipos.

"Estoy pensando en abrir el debate de rebajar de 22 a 20 equipos la Liga Adelante. El 'run run' del Guadalajara me hace pensar que en un futuro esta posibilidad se pueda producir", ha admitido Tebas después de la reunión de la LFP celebrada en Barcelona.

Asimismo, Tebas se ha mostrado pesimista sobre la situación económica del Alcorcón y, sobre todo, la del Deportivo de la Coruña: "A fecha de hoy si no se saldan las deudas con los jugadores, El Deportivo descendería a Segunda división B".

El equipo gallego, que la pasada temporada descendió a la Liga Adelante, se encuentra en concurso de acreedores por impago a sus futbolistas, cuyas denuncias pueden provocar el descenso administrativo a Segunda división B de uno de los equipos históricos del fútbol español.

En este sentido, Tebas no es optimista con la situación del club coruñés. "Ayer (lunes) por la noche no estaba el tema resuelto, ni por indicios. La denuncia sigue en firme y, ante este tipo de denuncias, la LFP no tiene más remedio que pedir el descenso", ha dicho.