Lee Noble.
Lee Noble. TWITTER LEE NOBLE

El boxeador Lee Noble hizo público el pasado 11 de febrero que un cáncer con el que llevaba batallando desde 2014 se había reproducido:

"Después de ver a mi doctor, hoy finalmente nos han dado la noticia que mi familia y yo estábamos temiendo: el cáncer ha regresado a mi cerebro y médula ósea y es terminal. No voy a dejar de pelear hasta mi aliento final. Gracias a todo el mundo por su apoyo, especialmente a mi prometida", dijo en un comunicado.

El boxeador, después de sentir unos dolores tras un combate, acudió al hospital donde creyeron que podía tratarse de una artritis, pero tras las exploraciones se descubrió que era leucemia.

"Me traté durante tres años e hice de todo, pero la enfermedad volvió. No poder volver a boxear, lo que hago desde que tengo 18 años, ha sido lo peor de todo. El boxeo me ha dado mucho".

Las muestras de cariño no han cesado desde entonces, y la última ha llegado desde el Consejo Mundial de Boxeo, que ha enviado al domicilio de Noble el cinturón que entrega a todos sus campeones del mundo, nombrándole campeón honorífico.