Ciro Immobile, jugador del Lazio
El jugador del Lazio, Ciro Immobile, durante la elminatoria de Europa League frente al Sevilla. EFE

El mal momento que atraviesa el Lazio ha llevado a los rectores del club a tomar medidas drásticas. Tras su eliminación de la Europa League a manos del Sevilla y la plaga de lesiones que asola al vestuario, han recurrido a un exorcista para que trate de revertir la situación.

El presidente del club romano, Claudio Lotito, convocó a un sacerdote en las instalaciones deportivas de Formello para que las bendijera, desvela Il Messaggero.  El clérigo roció agua bendita en los vestuarios y los campos de entrenamiento, con la confianza de ahuyentar a los “malos espíritus”.

El equipo italiano dispone este martes de una buena oportunidad para comprobar si las medidas dan resultado, pues se enfrenta al Milan en las semifinales de la Coppa Italia.