Floyd Landis en el Tour
Floyd Landis en Gap (Francia) Efe

El ciclista estadounidense Floyd Landis, ganador del pasado Tour de Francia y que dio positivo por testosterona en un control, debe comparecer hoy ante la Agencia francesa Antidopaje.

Sus abogados solicitaron a la Agencia que retrasara dos semanas la comparecencia, para tener más tiempo de preparación de la defensa del corredor, y la Agencia aceptó.

El procedimiento disciplinario abierto por la Agencia podría saldarse hoy con una sanción de dos años y el desposeimiento del título de ganador del Tour, lo que otorgaría oficialmente a Óscar Pereiro el título de la ronda gala de 2006.

El resto del podio lo completarían el alemán Andreas Kloden y el madrileño Carlos Sastre.

El positivo de Landis fue en una de las últimas etapas de la carrera cuando, al día siguiente de hundirse en los Alpes, ganó la etapa con final en Morzine.

En esa etapa, rodó escapado más de 130 km y subio cuatro puertos, tras lo cual aventajó en más de siete minutos al entonces líder, el gallego Oscar Pereiro.

Los abogados del corredor estadounidense han alegado que ha sido víctima de los errores del laboratorio de Châtenay-Malabry, a las afueras de París, que fue el centro encargado de analizar las muestras.

Landis ha asegurado numerosas veces que no ha tomado sustancias dopantes y que confía en que todo quede resuelto y pueda volver a correr en Francia para vestir de nuevo el maillot amarillo en los Campos Elíseos.