Javier Tebas
Javier Tebas, presidente de LaLiga. EFE

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado a LaLiga a pagar una multa de 250.000 euros por espiar los teléfonos móviles de al menos 50.000 usuarios, empleados como micrófonos remotos con los que realizar escuchas. La patronal del fútbol profesional español cometió una infracción del principio de transparencia a la hora de informar en su app sobre el uso de la funcionalidad del micrófono en el momento de su aplicación, según establece el fallo.

LaLiga empleaba el GPS del móvil de los aficionados para localizar los bares que emiten partidos de fútbol sin abonar licencia, y así poder iniciar acciones legales contra ellos. A través del micrófono podían escuchar las narraciones de los partidos de fútbol y así confirmar que se estaban emitiendo.

El procedimiento fue reconocido por LaLiga, que ha anunciado que presentará un recurso y "discrepa profundamente de la interpretación de la AEPD”. A su juicio, la agencia “no ha hecho el esfuerzo de entender cómo funciona la tecnología: ni graba, ni almacena, ni escucha las conversaciones".

LaLiga añade que "para que la funcionalidad del micrófono esté activa el usuario tiene que otorgar expresa, proactivamente y en dos ocasiones su consentimiento, por lo que no se puede atribuir a LaLiga falta de transparencia o información sobre esta funcionalidad".