Joaquín y Peña
Joaquín y Peña pugnan por un balón. (EFE) EFE

Joaquín ha respondido en El larguero a las duras críticas recibidas por su ex entrenador, el holandés Ronald Koeman.

Su relación con el técnico era fría y distante, "como con el resto de jugadores". "No hablaba con ningún jugador, todo era a través de Baquero".

Ha demostrado ser mal entrenador y de buena persona tiene poco

"En cinco meses ha destrozado el equipo y tiene la poca vergüenza de no despedirse del vestuario y decir las cosas a la cara", le recrimina el gaditano.

Joaquín sigue: "Antes de irse yo le dije las cosas bien claras y a la cara. Y duele que ahora haga esas declaraciones en su tierra".

"Ha demostrado ser mal entrenador y de buena persona tiene poco. En los últimos partidos quería imponer un sistema que no... que no tiene cojones ni de explicarlo. Así es complicado que el futbolista haga lo que tú quieras. Pero es que no tiene cojones ni para eso. Había veces que teníamos que explicar nosotros en la pizarra cómo debíamos jugar.

Joaquín termina con palabras muy duras: "De lo único de lo que se preocupaba era de que hubiera cinco o siete botellas de vino en la cena. Que se acostaba calentito".