Carlos Sainz
Carlos Sainz, en la undécima etapa del Dakar. EFE

El español Joan Barreda abandonó este miércoles el Dakar 2018, al presentar problemas en la undécima etapa, cuando marchaba en la segunda posición de la clasificación general del rally, en motos.

Barreda comenzó la etapa de este miércoles, entre Belén y Chilecito (Argentina), aparentemente muy cansado, ya que arrastraba dos lesiones, una en la mano izquierda y otra en una rodilla, producida durante una caída de hace cuatro días, en la séptima etapa.

El piloto castellonense se desvió de la ruta del día, de 485 kilómetros, de los que 280 eran cronometrados, para dirigirse a un punto médico en Fiambalá, lugar de llegada de la etapa, antes de comunicar su abandono.

La victoria de etapa fue para el australiano Toby Price, mientras que el austríaco Matthias Walkner continúa al frente de la general. El primer español es ahora el catalán Gerard Farrés, cuarto clasificado, a más de 49 minutos del liderato.

Sainz recupera sus 10 minutos

En la categoría de coches, Carlos Sainz no solo ha salvado otra etapa más, sino que ha cruzado la meta por delante de su más inmediato perseguidor, el francés Stephane Peterhansel.

En una de las etapas más complicadas del rally, las temidas dunas de Fiambalá, que en el pasado ya le costaron dos abandonos al piloto madrileño, Carlos Sainz ha mantenido el tipo y ha finalizado tercero, con diez segundos de ventaja sobre Peterhansel, cuarto clasificado.

El ganador de la etapa, entre Belén y Chilecito (Argentina), ha sido el holandés Bernhard Ten Brinke, que completó los 280 kilómetros cronometrados del día en 4 horas, 10 minutos y 54 segundos, con una ventaja de 4 minutos y 40 segundos por delante de Sainz.

Además, los comisarios del Dakar decidieron este miércoles cancelar la penalización de diez minutos impuesta a Sainz por no haberse detenido tras supuestamente haber golpeado al piloto holandés de quads Kees Koolen durante un adelantamiento.

La organización consideró que Sainz no tuvo un comportamiento incorrecto en el incidente con Koolen tras analizar la telemetría del coche presentada por el equipo de Peugeot en su apelación.

Tras esta decisión, Sainz aumenta su ventaja como líder del Dakar de coches respecto a sus principales perseguidores, con el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot) a una hora de distancia, y el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) a una y 24 minutos.

Carlos está a solo tres etapas de ganar el Dakar por segunda vez en su carrera deportiva, tras su triunfo en 2010.