España-Holanda
Saludos entre los jugadores de España y Holanda. EFE

El Mundial de Brasil ha sufrido varios problemas de organización, pero el torneo es el mejor de la historia por la calidad de los partidos, según el análisis del secretario general de la FIFA, Jerome Valcke.

El secretario general de la FIFA manifestó dos años atrás que Brasil necesitaba "una patada en el trasero"

Cuando restan ocho partidos para el final, en el Mundial de Brasil ya se han marcado más goles que en el torneo de Sudáfrica hace cuatro años. "Creo que éste es el mejor Mundial en términos de juego", dijo Valcke en una entrevista con el canal local SporTV.

El directivo, que hace dos años estuvo en el centro de la polémica por decir que Brasil necesitaba "una patada en el trasero" para redoblar los trabajos en los estadios, sostuvo que el Mundial excedió las expectativas de la FIFA.

"Tuvimos algunos problemas fuera de las canchas, nada demasiado importante. Vimos que algunas obras no fueron terminadas, pero en el análisis final puedo decir que se han superado las expectativas", destacó.

La FIFA no ve indicios de amaño en el Mundial

Pese a lo que sugiere la investigación interna abierta por la Federación de Camerún, la FIFA manifestó este miércoles que no ve indicios de amaño de partidos durante el Mundial y ha pedido a la revista alemana Der Spiegel las pruebas que le llevaron a publicar que el resultado del Croacia-Camerún (4-0) estuvo condicionado por las apuestas. 

El empate clasificaba a EE UU y Alemania  y sus entrenadores son grandes amigos, pero los dos fueron a por la victoria

Por medio de un comunicado del director de Seguridad de la Federación Internacional, Ralf Mustchke, leído por la portavoz de la FIFA, Delia Fischer, éste recuerda que se han vigilado todos los partidos.

"Se ha hecho un seguimiento a los 56 partidos y no hay indicios de amaños para favorecer resultados en el mercado de apuestas. Es un material que hay que manejar con respeto y responsabilidad", señala.

En ese sentido, Gerard Houllier, miembro del Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA, que elabora los informes de los partidos desde el punto de vista futbolístico, aseguró que no han detectado nada raro y puso como ejemplo el partido entre Estados Unidos y Alemania. "El empate clasificaba a ambos y sus entrenadores son grandes amigos, pero los dos fueron a por la victoria", dijo.