Carrera Ironman
La prueba de carrera del Ironman. IRONMAN LANZAROTE

Probablemente el deporte más duro es el triatlón (1,5 km de natación, 40 en bici y 10 de carrera), y llevado al extremo, el Ironman (3,8; 180 y 42,2). El sábado se disputa el Ironman de Lanzarote, uno de los más exigentes. Eneko Llanos, campeón de la prueba en 2007 y 2010 y campeón mundial en 2003, no competirá, pero está allí como entrenador de su novia, Ruth Brito. "Es el primero que hace y debuta en su isla. Mi consejo es que disfrute, aunque sea muy duro. Hay sufrimiento que también se goza, cuando ves que el cuerpo te responde", asegura a 20 minutos el atleta de Vitoria.

Cada uno tiene sus truquillos

"Lo más peligroso es un golpe de calor. Hay que hidratarse constantemente. En un Ironman puedes llegar a perder 2 o 3 kg. Si pasas ese límite puede ser peligroso", advierte. "Después de la paliza, para estar al 100% otra vez tardas cuatro semanas fácil", puntualiza.

En más de ocho horas, los chicos, y nueve, las chicas, de competición la cabeza da muchas vueltas, confiesa: "Cada uno tiene sus truquillos. Se piensa de todo y de nada. Hay momentos de desconexión admirando el paisaje, pero tienes que volver rápido a la carrera para estar centrado".

Dura y bella

La exigencia del Ironman de Lanzarote radica en su belleza. "Hay que tener cuidado con los fuertes vientos –que llegarán a los 35 km/h– y con el calor –aunque haya previstas temperaturas benévolas de poco más de 20 ºC–. La sección de bici es la más difícil porque subes y bajas mucho –los competidores acumularán 2.551 metros de desnivel total–. Es de las pruebas que más gusta por el entorno. Al final recorres toda la isla, que es muy bonita", comenta Eneko.

El atleta vasco, que en noviembre cumplirá 36 años, ha demostrado con sus éxitos que siendo vegetariano se puede competir y ganar: "Lo soy desde hace más de 15 años y no he notado diferencias de rendimiento. ¡Y alguna vez también me doy un capricho y como un trozo de chocolate o tomo una cerveza!". En Lanzarote, Eneko Llanos apuesta por el belga Bert Jammaer o por el español Víctor del Corral. En chicas, ¿Ruth? "No. Ella ha venido a vivir la experiencia".

Segunda residencia

"Lanzarote es la segunda casa de muchos triatletas, atletas y ciclistas por el clima. El invierno es suave y agradable y vienen muchos alemanes, daneses, británicos... Nosotros hacemos concentraciones de dos meses, pero durante el año se hacen otras más cortas", explica Eneko Llanos, cuyo objetivo este año es el Mundial que se celebra en su ciudad, Vitoria, el 29 de julio.

Tres consejos

3,8 km nadando: "En la salida hay que tener cuidado con los golpes. Si hay mucho mogollón hay que abrirse y dejar pasar".

180 km en bici: "No hay que cegarse y salir a tope. Es muy importante llegar fresco de piernas y apretar al final".

42,2 km a la carrera: "Fundamental la hidratación. Los últimos 10-15 km son los peores. Vas fundido".