Crying for Freedom, premio Reportaje Gráfico de deporte.
Un grupo de mujeres siguen el partido de la Copa de la Liga de Campeones de la AFC entre Persépolis de Irán y Kashima Antlers de Japón. Forough Alaei

Irán pretende mantener la prohibición de que las mujeres puedan acudir a acontecimientos deportivos en estadios pese a las críticas provocadas tras la muerte de una joven que se prendió fuego para protestar por no poder ver un partido de fútbol, según ha indicado este miércoles un responsable gubernamental.

Según ha declarado el jefe de gabinete del presidente del país, Mahmud Vaezi: "En las circunstancias actuales, la presencia de los mujeres en los estadios no es recomendable". Según Vaezi, aunque el Gobierno no pone objeciones en principio, los "requisitos de la moral" deben anteponerse, algo que aún no ocurre ya que los hombres que acuden a los estadios siguen haciendo "insultos vulgares". Un ambiente de este tipo no es el adecuado para las mujeres islámicas, ha sostenido el jefe de gabinete de Hasán Rohani.

En Irán, las mujeres tienen prohibido asistir a los partidos de fútbol en los estadios desde hace cuatro décadas. Este martes murió una joven que se había prendido fuego en protesta por no poder ver a su equipo de fútbol favorito, lo que ha generado un gran debate en la República islámica.

Su muerte ha provocado críticas y protestas en las redes sociales contra la Policía y el sistema judicial. El capitán de la selección nacional de fútbol, Masud Shojaei, ha hablado de "desgracia" mientras que otro de los internacionales, Ashkan Dejagah, pidió a las autoridades que se replanteen su postura. "¿Cuando pararéis por fin estas cosas? Ya basta", escribió el jugador en Instagram.