Hinchas de Rusia
Hinchas de Rusia, en la grada. EFE

En Francia ya han perdido la cuenta del número de jornadas consecutivas que los hooligans rusos llevan liándola por sus calles.

Cuando su objetivo no son sus iguales ingleses, van a por los franceses. Si no, a por los eslovacos. Da igual quién empiece la pelea. El denominador común siempre son los hooligans de Rusia. En Lille, donde la selección rusa se midió el miércoles a la eslovaca, volvieron a provocar el terror por sexto día seguido, esta vez por las calles de esa pequeña ciudad. Altercados con bengalas, bates y demás utensilios que se utilizan para cualquier otra cosa que no sea ir a ver un partido de fútbol que se saldaron con 36 hinchas detenidos y casi una veintena en el hospital.

Además, se sha salido que antes del partido entre Inglaterra y Rusia el pasado sábado algunos violentos rusos utilizaron camisetas de equipos de fútbol ingleses para no levantar sospechas mientras se mezclaban entre el resto de aficionados ingleses y agredirles más fácilmente.

Así, por demérito propio, los radicales rusos se han convertido en el centro de la polémica en esta Eurocopa.

A diferencia de los hooligans de otros países que también se han acercado a Francia, el perfil de estos corresponde más a una especie de comando organizado, los Orel Butchers (Carniceros de Orel), un grupo violento de la ciudad de Orel, en Rusia, simpatizantes del FC Oryol que milita en la Segunda división rusa y que practica tácticas paramilitares de guerrilla urbana. Están entrenados, tienen estrategia y ha viajado a Francia para reventar la Eurocopa con enfrentamientos sangrientos con las hinchadas rivales. No se trata de un grupo de amigos que han viajado para ver la Eurocopa, o el típico de grupo que se refugia en el alcohol para desatar su ira, como pueden ser los hooligans ingleses o alemanes.

Es un grupo violento que practica tácticas paramilitares de guerrilla urbanaAún queda una jornada de la fase de grupos y la pregunta es cómo frenarlos. "Se han cometido varios errores", asegura José Luis Gómez Calvo, experto en seguridad. "Han fallado las medidas preventivas: Rusia nunca les debería de haber dejado salir y Francia tampoco entrar", asegura Gómez. "Una vez que están dentro, hay que confinarlos en una zona, siempre acompañados de policía, no permitir que entren nunca en contacto con las aficiones rivales y prohibirles el alcohol".

Hasta la fecha, se han tomado algunas medidas, que se antojan insuficientes. Francia ha expulsado a una treintena de seguidores rusos y la UEFA ha multado a la Federación rusa y ha pasado de amenazas a ultimátum: Rusia será expulsada de la Eurocopa si sus seguidores volvían a liarla. Dicho, pero no hecho. El organismo no actúa y el debate se recrudece a medida que también lo hacen las actuaciones de los radicales.

La FIFA podría dejar a Rusia sin Mundial

El Gobierno francés dejó caer que sospecha que los 'hooligans' rusos tienen apoyo de Moscú, que "ha presionado" pensando en el Mundial de 2018. El fútbol se utiliza también como un arma en la geopolítica, y hay que recordar que el próximo Mundial, en dos años, será en Rusia. Si la UEFA expulsa a Rusia de la Eurocopa, como presionan desde todos los sectores de Francia, el Mundial de 2018 estará malherido. En un acontecimiento que ya nació bajo la sospecha de corrupción, los problemas con la violencia descontrolada de sus aficionados podría ser la estocada final al evento.

Han fallado las medidas preventivas: Rusia nunca les debería de haber dejado salir y Francia tampoco entrar

¿Podría perder Rusia su Mundial? Aunque nunca se ha hecho antes y no existe un procedimiento definido para ello, sí posible que un país pueda perder la organización del torneo. Según el Artículo 85 de los estatutos de la FIFA, que se refiere a "circunstancias imprevistas y fuerza mayor", el Comité Ejecutivo de la organización tiene la "decisión final sobre cualquier tema no establecido en estos estatutos". Estos incidentes con los seguidores violentos rusos podrían ser considerados como "circunstancias imprevistas". La única vez en que un Mundial de fútbol fue trasladado sucedió cuando Colombia optó por no organizar el evento de 1986, pero en ese caso se retiró citando problemas económicos.

En cuanto a los violentos, de cara a la cita de 2018, el experto en seguridad cree que Rusia "sí será capaz" de controlarlos. "A Rusia le interesa tener una imagen como país: avanzado, seguro, moderno... Ellos harán lo que sea porque esa imagen no se fuera al traste".

Volviendo al presente, en la Eurocopa no ayuda el pasotismo de la UEFA, pero mucho menos la condescendencia del Gobierno de Putin con sus seguidores. El ministro ruso de Exteriores condena los actos violentos pero culpa a los hooligans "de otros países" por provocar a los rusos y un responsable del fútbol ruso apoya a sus ultras: "Defienden el honor de su país", dijo.

Encuesta

¿Deberían descalificar a Rusia e Inglaterra de la Eurocopa?

Sí. No se puede consentir la actitud de sus aficionados.
79,8 % (4994 votos)
No. Las selecciones no tienen culpa del comportamiento de sus hinchas.
20,2 % (1264 votos)