Alex Dujshebaev
Alex Dujshebaev, en el Europeo. HRS / SASA PAHIC SZABO

La selección española de balonmano masculino busca este lunes en el Arena Varadzin ante Hungría (18.15 horas/Teledeporte) su segunda victoria en el Campeonato de Europa 2018 para tratar de llegar de la mejor manera a la segunda fase, en un duelo al que los magiares llegan heridos tras caer ante Dinamarca.

Los 'Hispanos' vivieron el sábado un debut más plácido de lo esperado ante la República Checa (32-15), que les permitió hacerse con el liderato del Grupo D con los mismos dos puntos que Dinamarca, que tuvo que luchar para imponerse precisamente a Hungría (32-25).

Así, el duelo ante el combinado de Ljubomir Vranjes se presume vital, teniendo en cuenta que el miércoles se enfrentan a los nórdicos y que, una vez terminada la primera fase, empiezan los duelos ante los equipos del Grupo C, donde se encuentran Alemania, Montenegro, Macedonia y Eslovenia. Sólo los dos primeros clasificados pelearán por las medallas con los representantes de los otros dos grupos.

A pesar del cómodo triunfo ante los checos, el preparador catalán ha rebajado la euforia. "Hay que tener los pies en el suelo, es solo un paso y nos vienen dos partidos complicados contra Hungría y Dinamarca", avisó tras el estreno en el torneo continental.

El duelo ante el combinado de Ljubomir Vranjes se presume vital, teniendo en cuenta que el miércoles se enfrentan a Dinamarca

El primer revés, sin embargo, le llega desde dentro de su plantilla. Ante los centroeuropeos, Ángel Fernández sufrió un traumatismo indirecto en su rodilla derecha en la última jugada de la primera parte, al ejecutar un 'fly' a pase de Eduardo Gurbindo.

Ante la ausencia del cántabro, Ribera ha decidido convocar al extremo izquierdo del FC Barcelona Lassa Aitor Ariño, que ya ha disputado 16 encuentros -23 goles- con España y que ya participó en la clasificación del equipo para la cita en Croacia.

La buena noticia para el combinado español es el gran estado de forma de jugadores como los incombustibles Valero Rivera y Raúl Entrerríos o el extremo derecho Ferran Solé, que llegó al Europeo observado con lupa por el difícil papel de sustituir a Víctor Tomás. Con cinco tantos cada uno, emergieron como los guías de la victoria en el debut.

Hungría, con ganas de resarcirse

Enfrente tendrán a una Hungría que necesita olvidar la derrota de la primera jornada ante Dinamarca (32-25), donde llegó a perder por diez goles de diferencia y en la que finalmente recortó distancias después de la expulsión del lateral Mikkel Hansen (6).

Huérfano de László Nagy, uno de los mejores laterales de las últimas décadas y que ha decidido retirarse del combinado nacional, el cuadro magiar ha perdido competitividad, pero continúa sustentándose en una buena defensa.

"Es un equipo con dos centrales muy creativos y con una defensa muy rocosa, con un 6:0 muy cerrado", advirtió Ribera. "Va a ser un equipo que nos va a trabajar bien en defensa, vamos a tener que mover bien el balón y como siempre intentar defender. Es un equipo que combina el lanzamiento exterior con esas situaciones de dos centrales que mueven muy bien el balón y está claro que va a ser un partido totalmente diferente", finalizó.

La última vez que ambas selecciones se cruzaron en un gran torneo, precisamente en el Europeo de Polonia 2016, donde los 'Hispanos' se hicieron con la medalla de plata, los hombres entonces guiados por Manolo Cadenas se impusieron (31-29), un resultado que les permitía depender de sí mismos para avanzar a semifinales.

FICHA TÉCNICA.

HUNGRÍA: Mikler (p), Borbely (p), Schuch, Juhasz, Csaszar, Balogh, Ligetvari, Vilovski, Hornyak, Jamali, Banhidi, Szollosi, Bartok, Ancsin, Bodo y Lekai.

ESPAÑA: Pérez de Vargas (p), Corrales (p), Rivera, Entrerríos, Alex Dujshebaev, Viran Morros, Balaguer, Dani Dujshebaev, Gurbindo, Ariño, Sarmiento, Cañellas, Guardiola, Aginagalde, Goñi, Solé y Figueras.

-PABELLÓN: Arena Varadzin.

-HORA: 18.15/Teledeporte.