Lewis Hamilton
Lewis Hamilton (d) recibe de manos del príncipe Alberto de Mónaco el trofeo que le acredita como vencedor del G.P. de Mónaco. (EFE) EFE

El británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), vencedor del Gran Premio de Mónaco, ha manifestado tras su triunfo de esta tarde que se encontraba como si estuviera en la luna.

"Estoy en la luna, ganar aquí en Mónaco es lo más grande en mi carrera y una ocasión que recordaré siempre. Ha sido una carrera llena de incidentes, he salido muy bien, he adelantado a Raikkonen y había visto la oportunidad de hacer lo mismo con Massa, pero la lluvia hacía que la visibilidad fuera muy mala", comentó Hamilton.

El primer coche de seguridad me ha ayudado a reducir la distancia sobre los primeros"

El nuevo líder del mundial explicó: "en la curva del Estanco había mucha agua y no pude evitar colisionar contra la barrera, ha sido un toque muy ligero, pero pinché una rueda y tuve que parar a cambiarla".

"Afortunadamente", añadió, "el primer coche de seguridad me ha ayudado a reducir la distancia sobre los primeros. Hemos cambiado la estrategia para realizar sólo otra parada, cuando he alcanzado una ventaja de cuarenta segundos, el equipo me ha dicho que me lo tomara tranquilo".

Por último señaló Hamilton: "el segundo coche de seguridad ha proporcionado mas incertidumbre, pero he controlado la carrera sin problemas. Vaya día y vaya resultado".

 

Massa, apenado 

El brasileño Felipe Massa (Ferrari), por su parte, ha declarado que era una pena el tercer puesto conseguido, debido a circunstancias que habían actuado en su contra.

"Es una pena el tercer puesto conseguido, que se ha debido a una serie de circunstancias en nuestra contra como ocurre casi siempre cuando se corre en condiciones como las de hoy y en este circuito", señaló Massa.

Además por un momento no podía comunicarme por radio"

El piloto de Ferrari añadió: "Al principio era muy rápido y el coche iba perfecto. Después he cometido un error en la primera curva al frenar sobre la línea amarilla y me ha adelantado Kubica, aunque después de pocas vueltas estaba detrás suyo y sabía que podía ir mas deprisa que él".

"Cambiamos de táctica", confesó, "porque pensábamos que iba a seguir lloviendo, pero eso fue un error. Con el coche cargado de gasolina y la pista secándose los neumáticos de lluvia que montaba no tenía la misma adherencia que mis rivales".

Por último ha declarado: "además por un momento no podía comunicarme por radio y considerando todo lo que ha ocurrido, los seis puntos son importantes para el campeonato, estamos en el primer tercio de campeonato y todavía queda mucho camino por recorrer".