Pep Guardiola no se mordió la lengua a la hora de hablar de la labor de Mateu Lahoz, árbitro del Manchester City-Liverpool. El colegiado, que le expulsó en el descanso, tomó decisiones que determinaron el partido.

En 'BT Sport', el entrenador catalán aseguró que "en el momento crítico" echaron de menos "las decisiones correctas" de Mateu. "Él es un tipo especial, le gusta ser diferente. Cuando la gente ve una cosa, él decidirá lo contrario", criticó.

Sobre su expulsión, Guardiola se justificó: "Sólo le he dicho que el gol de Sané fue legal. Por eso me ha expulsado. Simplemente le dije que había sido gol; fui educado y correcto y no le insulté".

No obstante, en las imágenes no queda lugar a dudas de que ambos se tenían ganas. "En esta competición este tipo de acciones se pagan. Hay mucha igualdad y la influencia de las decisiones arbitrales es muy importante", dijo, y se acordó del Real Madrid: "En la última temporada, Arturo Vidal fue expulsado 10 contra 11 y cayó eliminado...", rememoró el técnico, para ejemplificar lo que, en su opinión, es una actuación determinante.

En cuanto al partido en sí, Guardiola no justificó nada la derrota, sino que felicitó al conjunto entrenado por Jurgen Klopp. "Hay que felicitar al Liverpool, que hizo un gran partido y una gran eliminatoria. El resultado que nos trajimos de Anfield era difícil, pero puedo decir que volveremos. Volveremos más fuertes el año que viene", prometió... antes de insistir en la labor del árbitro: "Esta noche marcamos el primero y luego el segundo, aunque este fue mal anulado. Al final hemos sufrido dos malas decisiones, una en Anfield y otra aquí. Dos decisiones que nos perjudican".