El futbolista Josep Guardiola ha sido condenado por el Tribunal de Brescia (Italia) a siete meses de prisión y 2.000 euros de multa por dopaje.

El ex futbolista del Barcelona, Brescia y Roma, actualmente en Qatar, ya había sido condenado por la justicia deportiva a cuatro meses de suspensión por consumir nandrolona cuando jugaba en el campeonato italiano.


El caso se remonta al otoño de 2002, cuando el centrocampista español, en ese momento en el Brescia, dio positivo en un control antidopaje tras los partidos de la Liga de primera división contra el Piacenza y el Lazio.

La condena penal a Guardiola es la primera de este tipo que se aplica en Italia a un deportista desde la entrada en vigor de la ley antidopaje del año 2000. J

osep Guardiola, presente en la sede judicial cuando se dio a conocerla sentencia, dijo que la consideraba injusta y que él nunca ha consumido la sustancia nandrolona. "Recurriré hasta donde sea posible y al final demostraré que tengo razón y soy inocente", afirmó.