Baloncesto
 El base israelí del Herbalife Gran Canaria Gal Mekel (c) entra a canasta entre el estadounidense Anthony Randolph (d) y el francés Fabien Causeur (i), del Real Madrid EFE

El Herbalife Gran Canaria sorprendió al Real Madrid en la segunda semifinal de la Supercopa Endesa y derrotó a los blancos por 73-64, accediendo a la final del torneo, donde se las verá con el campeón de la ACB, el Valencia Basket.

En los canarios, los mejores fueron el israelí Gal Mekel y el letón Anzejs Pascniks, con 11 puntos cada uno. Los blancos hicieron un flojo partido, y su mácimo anotador fue el pívot mexicano Gustavo Ayón, con 17 puntos.

Por su parte, el Valencia Basket fue el primer en meterse en la final de la Supercopa Endesa después de imponerse en la primera semifinal a Unicaja por 83-78 gracias a su buena defensa en los momentos finales y a un gran partido del reciente fichaje Erick Green (18 puntos), tomándose así una pequeña revancha ante el conjunto malagueño, que le arrebató la pasada campaña la EuroCup.

Los de Txus Vidorreta se llevaron un partido marcado por los arreones de cada equipo. El Valencia dio primero con un sensacional Green y Unicaja reaccionó siempre y acabó peleando un partido que se decidió por los constantes fallos en ataque de los malacitanos en los dos últimos minutos de partido.