Singh
Singh posa con el trofeo tras proclamarse hoy ganador de la decimonovena edición del Volvo Masters. (Rafael Díaz/Efe). efe

Sergio García tiró por la borda y por tercer año consecutivo el título del Volvo Masters de golf y el indio Jeev Milkha Singh, de 34 años, 147 del mundo y debutante en Valderrama, se adjudicó el triunfo del torneo que cierra la campaña en Europa.

Un fiasco que se repite por tercera vez consecutiva

En 2004 García perdió en el desempate frente a Poulter. Un año después se le escapó en los últimos hoyos ante McGinley. Este año fue Singh -nada que ver con el fiyiano Vijay Singh- quien aprovechó un fatídico desenlace del jugador español. Lo ocurrido una vez más va camino de enquistarse en la mente del mejor jugador español en la actualidad.

Singh, que profesa la religión hindú, pidió la víspera ayuda a los dioses para sostenerse en el liderato hasta el final del torneo. El dios Brahma, seguro que le ayudó al religioso y fiel hindú, pero más aún resultó decisivo el nuevo fiasco que protagonizó el castellonense García en Valderrama por tercer año consecutivo.

3 últimos asaltos... y el torneo para el indio

Si la segunda jornada del torneo significó una lucha entre los jugadores, la jornada final se convirtió en un combate entre el español y el indio, que se desarrolló en tres asaltos.

El primero estuvo presidido por el equilibrio, durante 9 hoyos.

Una fase intermedia de errores por ambos lados fue la tónica del segundo episodio, con dos "bogeys" por cabeza hasta el hoyo 16.

En plena caída libre, el tercer capítulo y definitivo fue fatal para el castellonense de 26 años. García falló el "birdie" en el hoyo 17 (un 'putt' de dos metros) y cometió un error garrafal en el 18, con un segundo tiro infernal.

Singh no falló en el 17 y su "birdie" le facilitó una entrada triunfal a la meta pese a terminar con "bogey", suficiente para vencer con 2 bajo par.

El hindú logró el premio más importante de su carrera (666.660 euros) y su segundo título en Europa.