El ‘gladiator’ de los 1.200 euros
El mallorquín desempolvó el traje que tenía intención de lucir en el pasado GP de Italia (Bruno /AP)
Jorge Lorenzo volvió a realizar en el circuito de Misano otra de sus peculiares celebraciones, esta vez vestido de romano. El mallorquín desempolvó el traje que tenía intención de lucir en el pasado GP de Italia y saltó al asfalto para montar su particular show, cuyo coste ascendió a 1.200 euros, cantidad que pagó por el doble alquiler del disfraz.