El Getafe coge aire y pasa el testigo de los problemas a Osasuna

  • Muñiz Fernández animó el choque con varias decisiones polémicas.
  • Míchel convocó a su hijo, debutaba como titular con su equipo este año y se fue antes de tiempo por una roja directa.
Los jugadores del Getafe celebran la victoria en el Coliseum.
Los jugadores del Getafe celebran la victoria en el Coliseum.
EFE
El Getafe consiguió una victoria balsámica
ante Osasuna (3-0), con la que coge aire en su lucha por no descender a
Segunda División, y que sirve a los madrileños para pasar el testigo de los problemas al conjunto navarro, nuevo dueño de la frontera de la salvación.

Los navarros ocupan el puesto que tenía el Getafe gracias al Sporting. De momento, continúa a dos puntos del descenso.

Ambos son un reflejo del fútbol que desarrollaron sus entrenadores en su época de futbolistas. El Osasuna llegó al Coliseum con la "Quinta de los Machos", la del fútbol de casta y de empuje. El Getafe, tiene en Míchel a uno de los uno máximos exponentes de la "Quinta del Buitre", cuya identidad era el toque y el buen gusto.

Los dos comenzaron el partido muy desatinados. El Getafe, abusando del balón; Osasuna, del patadón. Los navarros, además, intentaban parar el reloj. Un empate, parecía gustar a los rojillos.

El árbitro, el protagonista

Fue Muñiz Fernández quien tuvo que animar el choque. El colegiado asturiano señaló un penalti dudoso cometido sobre Mario Álvarez, que fue agarrado por Miguel Flaño en un saque de falta. El jugador de Osasuna no mereció la expulsión. La pena máxima, como mínimo, era discutible. Esteban Granero marcó el primer tanto de la tarde.

Con un disparo al larguero del delantero uruguayo de Osasuna Pandiani se acabó el primer acto, en el que los jugadores osasunistas se fueron cargados de tarjetas. Muñiz Fernández sacó hasta siete tarjetas desquiciando a los hombres de José Antonio Camacho, que se llevaron la peor parte con seis cartulinas. Para el Getafe también hubo. Granero vio una amarilla por "tirarse" dentro del área. Muñiz se equivocó de nuevo, fue penalti.

En la reanudación, la lógica agarró el mando y el Getafe, con mucha ventaja, pronto se encontró con un regalo de Roberto, que no supo agarrar un disparo fácil de Granero. Con los madrileños lanzados, el nigeriano Ikechukwu Uche se encargó de marcar el tercero tras culminar una gran jugada personal. El Osasuna, ya estaba muerto. Quedaban 35 minutos por delante. En ellos, Muñiz Fernández volvió a robar protagonismo a los jugadores.

Primero, no vio otro penalti cometido por Josetxo, que tocó el balón con la mano dentro del área. Después, expulsó a Adrián González con una roja directa inexplicable. El jugador del Getafe, hijo de Míchel, que debutaba como titular con su equipo este año, tuvo que marcharse antes de tiempo a la caseta. Su papel fue discreto, y su salida del campo, injusta y muy triste. Con la igualdad numérica el partido se acabó.

Ficha técnica:

3.- Getafe: Ustari; Cortés, "Cata" Díaz, Mario, Rafa; Albín (Contra, min. 55), Casquero (Belenguer, min. 81), Granero, Adrián; Uche (Manu, min.64) y Soldado.

0.- Osasuna: Roberto; Javier Flaño, Miguel Flaño, Josetxo, Monreal (Juanfran, min.21); Azpilicueta, Puñal, Vadócz, Plasil; Antonio Hidalgo (Héctor Font, min.58) y Pandiani (Cruchaga, min. 58).

Goles: 1-0, min. 26: Granero, de penalti. 2-0, min.49: Granero, desde fuera del área. 3-0, min. 54: Uche, de jugada personal dentro del área.

Árbitro: Muñiz Fernández (Comité Asturiano). Mostró cartulina amarilla a Plasil, Roberto, Hidalgo, Josetxo, Puñal, por parte visitante y a Granero (min. 45) por parte local. Expulsó a Miguel Flaño, de Osasuna, por doble amonestación y a Adrián, del Getafe con roja directa.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima quinta jornada del campeonato nacional de Liga de Primera División, disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante cerca de 15.000 espectadores. El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, presenció el partido en el palco de autoridades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento