Con un tiempo de 2.04:26 en el Maratón de Berlín, el etíope Haile Gebrselassie se convirtió ayer en el nuevo plusmarquista mundial de maratón al bajar en 29 segundos el récord fijado por nigeriano Paul Tergat, precisamente en la prueba alemana, en 2003. El pequeño corredor, de 34 años, se quedó sólo a doce kilómetros del final, cuando inició una particular lucha contra el reloj en la que se vio favorecido por el viento favorable. Sorprendentemente, el atleta se disculpó por su marca: «Quiero pedir perdón a la gente por no haber hecho un mejor tiempo».