Garikoitz Bravo
Garikoitz Bravo, durante la Vuelta al País Vasco. Captura de pantalla @Eurosport_ES

Uno de los problemas que suelen producirse en las zonas con mucha afluencia de ciclistas, sean profesionales o no, es la aparición en los arcenes y zonas aledañas a la carretera de envoltorios de barritas energéticas, botes de gel e incluso bidones de agua tirados. Pese a que la organización de todas las carreras suelen pedir un poco de civismo a sus competidores, no siempre actúan con responsabilidad con el entorno en el que disputan las pruebas.

Es por ello que la imagen captada durante la Vuelta al País Vasco de su líder de la montaña, Garikoitz Bravo, ha sido unánimemente aplaudida. El ciclista del Murias Team se comió una barrita energética para recuperar fuerzas en la tercera etapa de la ronda vasca. El de Lazkao, en lugar de tirar en envoltorio, se lo guardó dentro del maillot.

Al final de esta misma etapa se produjo una multitudinaria caída, en la que estuvieron envueltos varios de los favoritos para la victoria de la prueba, como Enric Mas o Geraint Thomas.