Las españolas Carla Suárez y Garbiñe Muguruza consiguieron el pase a la tercera ronda del torneo de Dubai, que se juega en superficie dura y reparte más de dos millones y medio de dólares en premios.

Carla Suárez, decimotercera favorita, venció en su debut a la italiana Camila Giorgi por 6-3 y 6-4 en un partido que duró una hora y veinte minutos, demostrando que la tortícolis que le impidió disputar la final del torneo de Amberes el pasado domingo ha remitido casi por completo.

"Es una victoria que valoro mucho" dijo Carla, que logró relativizar lo ocurrido en Bélgica sobre su ausencia en la final de Amberes por culpa de una tortícolis. "Es un tipo de jugadora que a mí me incomoda mucho, y ganarla en dos sets me ha servido para saber que mentalmente he dado un paso adelante con respecto a años anteriores", reconoció.

Garbiñe Muguruza tuvo como rival a la serbia Jelena Jankovic, duodécima cabeza de serie, pero la jugadora española demostró que está en un buen momento de forma y no dio la más mínima opción a la exnúmero uno del mundo, derrotándola en apenas una hora por 6-3 y 6-1.

Garbiñe logró su segunda victoria consecutiva ante la ex número uno del mundo: "La pista está muy, muy rápida y la pelota vuela, y eso hace que no tengas mucho tiempo para construir puntos. Así que hay que ir a por todo desde el principio. Estoy contenta con el partido de hoy. Jugué muy bien, funcionó más o menos todo; con ella tampoco te puedes relajar", añadió Muguruza.

Carla Suárez se medirá, en tercera ronda, con la vencedora del partido que disputarán la ucraniana Elina Svitolina con la checa Petra Kvitova, segunda cabeza de serie; mientras que Garbiñe Muguruza jugará contra polaca Agnieszka Radwanska, quinta cabeza de serie, quien batió a la francesa Caroline Garcia.