El entrenador del Barcelona, Frank Rijkaard, admitió hoy que no contempla la posibilidad de que el delantero argentino Javier Saviola abandone el conjunto catalán para fichar por el Real Madrid , como apuntan algunas informaciones.

El holandés subrayó que ve a Saviola "muy bien en el Barça" y destacó que tiene "el cariño de la afición" del Camp Nou.

"Le veo como jugador del Barça, ahora está aquí, está bien en Barcelona y no me entra en la cabeza" que juegue la próxima temporada en Chamartín, según Rijkaard.

Aunque también pidió que las preguntas sobre el futuro de Saviola se dirijan "al propio jugador", Rijkaard elogió el "compañerismo" del 'Conejo' en el vestuario azulgrana y admitió: "lo que pase en el futuro, no lo sabemos"

Insta a su equipo a estar unido

Además, instó a su equipo a recuperar la "unidad" y el "compañerismo" sobre el terreno de juego que le han llevado a cosechar sus últimos éxitos para afrontar el encuentro de mañana domingo ante el Levante y la recta final de la temporada.

El holandés dio por hecho que el Barcelona está obligado "a reaccionar" después de sus últimos resultados porque, dijo, "no tenemos otra posibilidad, ya que las distancias son más cortas ahora" y porque "en el deporte no todo está escrito de antemano".

"Tenemos que reaccionar y demostrarlo en el campo, y soy optimista porque creo en este grupo, en su mentalidad, su actitud y su compañerismo", agregó el preparador barcelonista.

Soy optimista porque creo en este grupo, en su mentalidad, su actitud y su compañerismo (Rijkaard)

Para ello, Rijkaard no dudó en apelar a conceptos más allá de lo puramente futbolístico. Después de admitir que el Barcelona ha tenido momentos a lo largo de la temporada en los que no ha "funcionado como equipo" y ha "flojeado", el técnico pidió volver a la "unidad y las ayudas en el campo" para consolidarse en el liderato.

"Cuando el equipo te transmite esas buenas sensaciones, casi ni me preocupo del resultado. Si en el campo veo unidad, sé que el partido probablemente se ganará", sentenció el holandés.

Por esa razón, Rijkaard subrayó que el equipo azulgrana no debe cambiar su patrón de juego -"el Barcelona se ha hecho grande gracias al juego de posición y el toque de balón"-, sino mantener su "espíritu de equipo" y su solidaridad en el campo.

"No es cuestión de la defensa, el centro del campo o la delantera, sino de mentalidad", apuntó un Rijkaard consciente de que el Levante "se juega la vida" en el Camp Nou y de que "cada partido puede ser complicado".

El gran favorito, "el Barcelona"

Ajeno a los comentarios sobre la capacidad de remontada del Real Madrid en la Liga, Rijkaard se negó a considerar al equipo blanco como el gran favorito al título y recordó que su prioridad es el Barcelona. "Prefiero no hablar de otros equipos y centrarme en nuestro trabajo", argumentó.

"Todo depende de nosotros", explicó el entrenador del líder, "de nuestra capacidad, orgullo y autocrítica", razones por las que Rijkaard aseguró que no sufre ante la posibilidad de que el Barça pierda la Liga. "Hay momentos en los que se debe sufrir, pero veo más ilusión que otra cosa", dijo.

Rijkaard hizo hincapié en que su relación con los jugadores se basa en el diálogo: "todos ganamos y perdemos juntos y el éxito es del club".

Márquez, única novedad

La vuelta del mexicano Rafael Márquez es la gran novedad de la convocatoria facilitada por el entrenador del Barcelona, Frank Rijkaard, con vistas al partido ante el Levante en el Camp Nou.

Ausente en el último partido de Liga, en Villarreal (2-0), por decisión técnica, Márquez regresa a la convocatoria en detrimento de Santi Ezquerro, nuevamente fuera de la lista de citados.

Tampoco han sido convocados los tres lesionados de la primera plantilla, los brasileños Thiago Motta, José Edmílson y Juliano Belletti.

Enlaces