Wanda Metropolitano
Estadio Wanda Metropolitano, sede de la final de la Copa del Rey 2018. ATLÉTICO DE MADRID

El estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano, será finalmente la sede de la final de la Copa del Rey entre Barça y Sevilla, que se disputará el próximo sábado 21 de abril. Así lo ha decidido este lunes la Federación Española tras una reunión con representantes de ambos clubes en Madrid.

Aunque el Barça había propuesto un cambio de fecha, la Federación ha decidido mantener el partido el 21 de abril y aplazar, en su lugar, tres encuentros de Liga, que estaban programados para el mismo fin de semana.

Los partidos aplazados serán Atlético-Betis, Sevilla-Real Madrid y Barcelona-Villarreal, que se disputarán el 9 de mayo.

El estadio Wanda Metropolitano, inaugurado el pasado mes de septiembre, tiene capacidad para 67.800 espectadores y su construcción ha costado 310 millones de euros. El 2019 será escenario de la final de la Liga de Campeones.

El Barça no pidió el Bernabéu

El presidente del Sevilla, Pepe Castro, se mostró "satisfecho" tras la decisión acordada con el Barcelona y la RFEF.

"Estoy satisfecho, entendemos que es el mejor estadio y la mejor fecha", señaló Castro en una comparecencia en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Por su parte, el director de Relaciones Institucionales del Barcelona, Guillermo Amor, dijo que la fecha era "difícil de cambiar".

"Para nosotros todo bien, después de lo que hemos hablado se han barajado varias cosas, algunas difíciles e imposibles. Creemos que la fecha era la que teníamos todos en mente, difícil de cambiar, es el 21 de abril, el Wanda y todo bien", explicó Amor, que también se mostró "satisfecho por el acuerdo".

Amor también aseguró que el Barcelona no ha pedido que la final se dispute en el Santiago Bernabéu.