El valenciano Juan Carlos Ferrero ha ganado al alemán Nicolas Kiefer por 6-7, 6-3 y 6-4 en la primera ronda del Masters Series de Roma, por lo que ahora deberá enfrentarse al número dos mundial, el también español Rafael Nadal.

El mallorquín se enfrentará así a un rival más potente, ya que Ferrero (número 23) está veinte puestos por delante del alemán, quien intentó ganar con ahínco, pero no pudo con el valenciano, aunque el partido estuvo muy igualado.

Esa igualdad es el reflejo de la forma en que ambos jugadores se han tomado la medida, ya que hasta hoy estaban empatados a dos en los duelos particulares. Ferrero comenzó bien rompiendo el servicio de su rival en el primer set; pero el alemán, muy luchador, subió a la red hasta que logró recuperar el saque en el cuarto juego.

Después ambos tuvieron problemas para mantener sus respectivos saques. La igualdad total les llevó a desempatar en el primer set, pero en el segundo, Ferrero consciente de que no podía fallar nada, se vino arriba y tomó las riendas del partido.

Ahora tendrá que enfrentarse con un Nadal, convertido en el rey de la tierra batida, que va a por su cuarta victoria consecutiva en este torneo. No obstante, Nadal dijo ayer en rueda de prensa que Ferrero no es rival fácil.

Robredo también pasa ronda

Por otro lado, Tommy Robredo eliminó, también en primera ronda, al argentino Juan Ignacio Chela por 6-4 y 6-1, por lo que le tocará jugar con el francés Nicolas Mahut.

Robredo se impuso con facilidad y aumentó así la ventaja en el historial particular de los enfrentamientos entre ambos jugadores al sumar tres victorias frente a una de Chela.

El actual número 16 del tenis mundial comenzó rompiendo el servicio de su rival en el primer juego del partido, lo que le permitió ponerse con una ventaja que ya no cedió en el primer set y le catapultó para el segundo.

Robredo fue superior en todos los aspectos, con un 60% de su primer servicio y 48% de devoluciones de los de Chela, frente a unos porcentajes del 53 y 27% en el argentino.