Fernando Alonso
Fernando Alonso, durante el GP de Abu Dhabi. EFE

El equipo Konica Minolta Cadillac y Wayne Taylor Racing ha confirmado que Fernando Alonso disputará las 24 horas de Daytona de 2019, en la que será su primera prueba después de retirarse como piloto de Fórmula 1.

El piloto asturiano tratará de conquistar una carrera en la que ya participó en este 2018, si bien esta vez lo hará en un coche competitivo. A diferencia de la disputa con el Ligier del United Autosport, que es un LMP2, en la carrera de 2019 estará al volante de un Cadillac DPi-V.R, a priori, candidata más clara a victoria.

Alonso formará equipo con Kamui Kobayashi, que es su compañero en Toyota pero con el otro coche en el WEC, además de Jordan Taylor y Renger Van der Zande, que ya formaban parte de la estructura de Wayne Taylor Racing. Será una prueba única, ya que aunque es la carrera que abre el IMSA (campeonato estadounidense de resistencia), el español no disputará todo el certamen.

"Esta es indudablemente una de las grandes carreras en Estados Unidos y en el mundo de la competición de motor. Volver a Estados Unidos es siempre especial. La atmósfera creada por los fans es única durante todo un increíble fin de semana. Realmente espero luchar para ganar, así como disfrutar y poner una sonrisa en las caras de los fans", destaca un Alonso que ya piensa en sus competiciones fuera de la Fórmula 1.

"Después de un año intenso compitiendo en la Fórmula 1 y en el WEC, realmente estoy deseando que llegue el 2019 para intentar conquistar una de las carreras más importantes del mundo. Estoy con muchas ganas, y no puedo esperar a la primera carrera de la próxima temporada y estar en pista luchando con mis compañeros del equipo Konica Minolta", afirma un Alonso exultante.

La confirmación de que Alonso compite con Cadillac llega un día después de la prueba que realizó con el Chevrolet de la NASCAR que pilota Jimmie Johnson. Ambas marcas pertenecen al grupo General Motors, y todo forma parte de un acuerdo mayor, que puede derivar en que McLaren lleve motores Chevrolet para la disputa de las 500 millas de Indianápolis en las que competirán el 26 de mayo de 2019.